Liderazgo y trabajo en equipo: el binomio que conduce al éxito

Escrito en Team Building el por .

liderazgo y trabajo en equipo

El liderazgo en el contexto de una empresa es un rol que se caracteriza por la capacidad de guiar, dirigir e influenciar al resto de trabajadores para que se involucren al máximo para lograr los objetivos definidos por la organización.

A través del liderazgo adecuado, se consigue moldear a grupo de profesionales con el fin de conseguir unos resultados idóneos, basados en la suma de talento, esfuerzo y desempeño individual.

 

Tipos de liderazgo

El liderazago se puede ejercer de diversas formas. Históricamente, el líder de una empresa solía ser un persona que que siempre acababa imponiendo su criterio de una forma autoritaria o persuasiva, pero en ambos casos sin apenas contar con los demás. Dicho de otro modo, era el típico jefe que decide y manda.

Hoy en día está demostrado que, para conseguir que los trabajadores se encuentren a gusto y den lo mejor de sí mismos, es necesaria la figura de un líder consultivo o participativo, que sea capaz de explicar sus ideas pero también tener en cuenta la opinión de lo demás, tratando de tomar decisiones en consenso y enriquecidas por las aportaciones de todos.

liderazgo y trabajo en equipo

 

 

El trabajo en equipo 

El trabajo en equipo es fundamental para la buena marcha de una empresa y, por otro lado, dicho esfuerzo colaborativo no es posible sin la presencia de un buen líder que sea capaz de cohesionar el grupo y sumar talento y actitudes en la dirección adecuada. La misión del líder es conseguir beneficios y el cumplimiento de objetivos tanto personales (de cada trabajador) como colectivos (intereses de la empresa).

Características del trabajo en equipo

Para que sea realmente efectivo y conseguirse unos resultados de máxima calidad y caracterizados por la mejora continua, un equipo profesional debe regirse por los siguientes parámetros:

  • Comunicación clara y bidereccional. Debe existir una comunicación fluida y concreta ente los propios empleados, los mandos intermedios y la dirección.
  • Liderazgo. Es necesario un líder que facilite la planificación, coordinación y dirección de las actividades de modo que los componentes estén motivados para esforzarse en las tareas.
  • Conductas flexibles, adaptables y complementarias. Es necesario que los componentes se esfuercen y tengan conductas, conocimientos y actitudes flexibles y adaptables, con una predisposición positiva a la crítica constructiva. Por otro lado, los miembros del equipo deben complementarse ente sí, no solamente en términos de sus capacidades profesionales, sino también de su estilo de trabajo. Por otro lado, deben apoyarse y ayudarse cuando sea necesario.

 

Ventajas de un buen equipo

La formación de equipos de trabajo eficaces y convenientemente liderados no es solamente una aspiración de cualquier organización, sino una cuestión absolutamente fundamental para conseguir un plus de ventaja para garantizar la supervivencia de la propia empresa en un mercado cada vez más globalizado y competitivo.

Las principales ventajas de un equipo con las características y métodos de trabajo adecuados son:

  • Cada profesional puede aportar su aporte particular al equipo, que en conjunto acabará conformando un trabajo excelente. Se trata de lograr una diversidad creativa y un enriquecimiento mutuo.
  • Un buen equipo facilita a integración de metas específicas en una meta común.
  • Prevalece la tolerancia y el respeto por los demás.
  • Las personas se motivan a trabajar con un mayor rendimiento, creándose sinergias positivas y retroalimentándose entre ellos.
  • Facilita la retención del talento y la fidelización e identificación de los trabajadores con su empresa.

En definitiva, el tándem configurado por un buen líder y su equipo puede actuar de rampa de lanzamiento para catapultar a una empresa hacia el éxito.

 

Post relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *