Agua con limón, una receta para la salud

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


café y aguaBeber agua con limón representa más que un simple gesto para calmar la sed o para hidratarse. El agua y el limón asociados se alían para mejorar la salud y hasta para prevenir algunas enfermedades o simples dolencias, como los incómodos resfriados estacionales.

A continuación, se citan algunas de estas dolencias en las que el agua con limón resultan eficaces y que convierten a esta asociación en una auténtica receta para la salud:

  • El agua con limón ayuda a reducir el efecto de los dolores asociados a problemas bucales. El limón tiene poder cauterizante gracias a su acidez, de forma que si, además, se prueba con frotar las partes de la boca con heridas directamente con la pulpa de limón, se aumenta este poder de regeneración justo en lugar de la afección, con todos los beneficios que esto comporta.
  • El agua con limón ayuda a controlar los efectos del reumatismo y la artritis, gracias a las propiedades diuréticas del agua, es decir, a su capacidad para que el organismo pierda agua, de manera que favorece la eliminación de líquidos en el cuerpo.
  • El agua con limón ayuda también a purificar el organismo, ya que contribuye a la eliminación de toxinas y de bacterias originarias de muchas enfermedades comunes y no tan comunes.
  • El agua con limón también tiene efectos beneficiosos para el sistema inmunitario. Gracias a ese efecto combinado del limón y del agua, se potencia la facultad diurética asociada a las cualidades antisépticas del limón, que ayudan a evitar o superar procesos virales.
  • El agua con limón ayuda a sudar, potenciando el efecto de la sudoración, de forma que se consigue disminuir la temperatura corporal, que es justamente uno de los síntomas característicos de los procesos febriles tan asociados con los resfriados más comunes.

 

 

 

 

 

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE