Agua empresas, inversión en rendimiento laboral

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

Las empresas que ofrecen agua a sus empleados mediante dispositivos instalados en sus centros de trabajo les proporcionan un beneficio intangible que solo pueden apreciar los empleados, y es que contribuyen a mantener y mejorar su salud y, por consiguiente, su bienestar.

Bienestar: esta es la expresión más cercana a la percepción que pueden tener los trabajadores que acceden con facilidad a fuentes de agua gratuitas en sus oficinas.

El agua que ofrecen las empresas a sus trabajadores permite que estén hidratados en todo momento y siempre que lo desean, y que además tengan esta agua siempre cerca del lugar de trabajo.

Las fuentes de agua para oficina no se pueden considerar un gasto real para el empresario, sino todo lo contrario. Estas fuentes son una auténtica inversión, dado que es evidente que un trabajador bien hidratado rinde más que uno que se tenga que exponer a largas horas sin beber agua o que pase mucho tiempo entre una ingesta de agua y otra.

Las conexiones neuronales que garantizan el funcionamiento correcto del sistema nervioso, necesitan de una correcta hidratación que permite un flujo electroquímico básico para que se produzca un rendimiento elevado en las actividades cognitivas.

Si se parte de esta base, por lo tanto, estás claro que un trabajador bien hidratado también tendrá unas mejores capacidades físicas e intelectuales, mientras que uno que no lo esté mostrará unos reflejos más lentos, una menor capacidad de concentración y razonamiento, y una capacidad más deficiente a la hora de resolver de forma correcta cualquier desafío intelectual habitual en sus tareas laborales.

Invertir en una fuente de agua para la oficina es, por lo tanto, sinónimo de invertir en rendimiento laboral.

invertir en rendimiento laboral

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE