Barista café: prepara cafés diferentes como un profesional

Agua y Café

No hay ninguna duda de que el café es una de las bebidas más consumidas del mundo. Todo el mundo es capaz de reconocer sus granos, y la mayoría también conoce cómo es la planta que los produce.

Levantarse por la mañana y preparar una taza de café es una acción tan cotidiana que a menudo no nos damos cuenta de todo lo que se puede preparar con esta bebida. En esta artículos veremos algunos trucos y recetas para convertirse en un barista café, e ir más allá de la clásica taza del desayuno.

Haz click y descarga el ebook gratis "Felicidad en el trabajo"

Los secretos de un barista café para sacar el mejor provecho

Antes de repasar algunas de las mejores recetas de cafés especiales que hay en las cartas de algunos locales, veamos algunos consejos para elaborar un café fuerte, cremoso y con cuerpo:

  • El molido de los granos es muy importante para la elaboración. Dependiendo de cómo se va a preparar, se necesita que el café esté más o menos molido. Para una máquina de barista tradicional, lo mejor es que tenga una molienda media tirando a fina.
  • También es fundamental la carga de café que se pone en el portafiltro. Lo normal es entre 5 y 7 gramos dependiendo de la cantidad de bebida que se quiera preparar.
  • En cuanto a la calidad del café, es evidente que cuanto mejor sea el tipo de café, mejores serán los resultados.
  • También influye en ello el tiempo que lleva el café molido. Lo ideal es que se muela en el momento, para evitar la oxidación al romper los granos y entrar en contacto con el oxígeno.

Recetas tradicionales de baristas de café

A continuación veremos algunas recetas de barista café, cuya elaboración no es demasiado complicada y el resultado es espectacular:

Café irlandés

Los ingredientes para elaborar este café son:

  • Dos expresos
  • 45 ml de whisky (escocés)
  • 3 cucharadas de azúcar moreno
  • Nata

Mientras se preparan los expresos, se pone a calentar el whisky con el azúcar, hasta que empieza a hervir. Se pone la mezcla en un vaso y se añade el café. Coronar con nata.

Café biberón o bombón

Este es un clásico que todo barista café tiene que conocer. Su inconfundible sabor dulce y su apariencia lo convierten en el preferido de muchos bebedores de cafés especiales.

La elaboración es bastante sencilla, al igual que sus ingredientes, ya que solo se necesita un buen café y leche condensada.

En la taza se pone leche condensada hasta cubrir un tercio. Se prepara el café largo y se deja caer sobre la leche con cuidado, para que no se mezcle hasta que no se revuelva con la cucharilla.

Cremoso blanco

Esta receta también necesita solo dos ingredientes: café y leche batida hasta conseguir una densa espuma.

En la taza se prepara un café solo largo, y la leche se añade dejando volar la imaginación para formar dibujos artísticos, una de las especialidades que debe dominar un buen barista café.

Estas 3 recetas de cafés especiales te harán quedar como un profesional, y podrás darle un toque creativo a tu café de la mañana.