Cómo hacer un buen café sin necesidad de ser un experto

Agua y Café


Una de las quejas más habituales en los centros de trabajo es lo mal hecho que está el café. Y es que saber cómo hacer un buen café no es precisamente fácil, aunque tampoco se trata de una ciencia que no se pueda aprender con un poco de esfuerzo.

Con estos consejos podrás disfrutar del mejor café sin tener que bajar todos los días a la cafetería. Si no te apetece hacerlo, claro está.

Elegir un buen café, primordial

Para hacer un buen café, lo primero que se necesita es un café de buena calidad, bien tostado. Es cuestión de gustos, pero lo ideal es elegir café de tueste natural, o que tenga un a mayor cantidad de este que de torrefacto. De hecho, los expertos del mundo del café aseguran que este segundo tipo ni siquiera debería existir, sobre todo porque se usan granos de escasa calidad y la mezcla con azúcar quemada ahoga las características del café.

Siempre en grano

En cuanto se muele, el café empieza a deteriorarse por el contacto con el oxígeno, lo que hace que empiece a perder aroma y cambiar su composición organoléptica. Por tanto, otra de las claves sobre cómo preparar un buen café es usar café en grano y moler la cantidad exacta que se quiere preparar.

Haz click y descarga el ebook gratis "Agua, Bienestar y Saludl"

En caso de que no sea posible encontrar café en grano, asegúrate de que el café viene molido en monodosis, que automáticamente después de hacerlo se envasa en atmósfera protectora, libre de oxígeno, para que no se oxide y se mantenga hasta el momento de abrirla.

Ajustar la molienda

El molido del café influye mucho en el resultado final. Además, cada forma de prepararlo requiere un tipo de molienda diferente, por lo que es importante tenerlo en cuenta cuando se va a preparar.

Hay un truco muy sencillo para determinar cómo tiene que estar molido el café. Cuanto más tiempo vaya a pasar en contacto con agua caliente, más gruesa debe ser la molienda. De modo que si se trata de una cafetera de estilo profesional, como la de los bares, hay que elegir un molido fino, mientras que para las cafeteras americanas será mejor un grano más grueso.

¿Cómo hacer un buen café sin un agua de calidad?

Es imposible hacer un café en condiciones con agua mala, porque junto al grano es otro de los ingredientes esenciales. Por tanto, se necesita usar agua de buena calidad, mejor si es de manantiales certificados. Piensa que a menudo, un mal sabor no se debe al café sino al tipo de agua que se utilice.

Además, es importante que esté a una temperatura adecuada y constante para que la infusión sea perfecta.

Tomarlo de inmediato

Nada peor que dejar que el café se enfríe y volverlo a calentar para destrozar todo el trabajo previo. Lo mejor es hacer el café para tomarlo enseguida, o como mucho, una vez que ha perdido temperatura tomarlo tal cual.

Limpiarlo todo bien después

Una vez que se ha hecho el café, es muy importante limpiar la máquina, los filtros y otros elementos que hayan estado en contacto con este. En algunas cafeterías, el café que se sirve es malo porque no se presta atención a este detalle. En la oficina o en casa también hay que hacer un buen mantenimiento y limpieza.

Ahora que sabes cómo hacer un buen café, solo queda ponerse manos a la obra y disfrutarlo.