La fórmula más sencilla de conseguir un plus de motivación para los trabajadores

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


Work life balance choicesUn vaso de agua: un plus de motivación

Aumentar la motivación de los empleados solo a través del salario se ha convertido en una medida poco efectiva e incluso contraproducente para el empresario, ya que puede acabar fomentando el efecto contrario al que se pretendía. Hay muchas otras formas de fomentar la motivación de los trabajadores, como fomentar su autonomía, proporcionarles feedback en todo momento, ser agradecidos con ellos, celebrar sus éxitos, etc.
Las fuentes de agua que se instalan en las oficinas y lugares de trabajo constituyen otro tipo de fuente: una fuente de motivación intrínseca para los trabajadores. Además, son una de las formas más efectivas y rentables que tienen los empresarios de asegurarse de que los empleados tienen un acceso constante al agua que necesitan.

Y es que, como corroboran los resultados de diversos estudios citados ya en otros posts, cualquier tipo de dispensador o surtidor de agua colocado, siempre que esté colocado en un lugares estratégicos de una oficina u empresa aumentan de forma indirecta el grado de motivación de los empleados y ayudan en gran medida a crear un ambiente positivo en el lugar de trabajo.

Un ambiente positivo, no solo para los trabajadores de la propia empresa sino en un sentido más global, incluyendo a los clientes y visitas que puedan hacer uso de dicha fuente de agua. La opción de poder ofrecer a los clientes y visitas una bebida de bienvenida ayuda, sin duda, a generar una atmosfera positiva que puede resultar crucial para empezar con buen pie cualquier trato o reunión.

Por otro lado, las fuentes de agua también mejoran el valor que se da a la recepción de las visitas en la empresa.

Asimismo esta sensación de hospitalidad generada por las fuentes de agua funciona como herramienta para la mejora de la colaboración entre los trabajadores y, por lo tanto de su motivación dentro de la empresa.

Por este motivo, además de analizar cuál es la mejor opción de surtidor de agua en función del tamaño y las características de la empresa, algo que ya he ha visto en detalle en otros post anteriores, también hay que determinar su ubicación más adecuada, por ejemplo en el hall de la entrada o en un lugar de paso; en definitiva, un lugar donde no estorbe, pero donde permita un acceso cómodo para todos los trabajadores.

El lugar idóneo para un beneficio óptimo

Por lo tanto, para obtener un beneficio óptimo de las fuentes es importante estudiar con detenimiento el lugar idóneo donde colocarlas, y para ello hay que tener en cuenta dos enfoques básicos.

• Desde un punto de vista práctico, hay que tener en que las personas beben más agua cuando tienen la fuente más a la vista y más a mano. Así, la cercanía de la fuente es un punto clave para que los trabajadores se acuerden de beber agua con regularidad.

• Desde un punto de vista estratégico, los resultados de muchos estudios corroboran que los estilos de trabajo más actuales y la inmersión de las empresas en la era de Internet implican que, en muchos ámbitos laborales, el uso generalizado del correo electrónico evite los desplazamientos de los trabajadores incluso dentro de su propia oficina.
Por desgracia, esta nueva tendencia al alza hace que los empleados puedan sentirse aislados incluso dentro de su empresa y que, a menudo se pierdan los probados beneficios que tienen las reuniones espontáneas y la comunicación cara a cara entre compañeros que surge alrededor de, por ejemplo, los dispositivos de agua que se instalan en salas de reunión o en los halls o lugares de paso de las empresas.

En este sentido, para evitar este aislamiento paradójico, en estos últimos años, los diseñadores de oficinas están haciendo más énfasis en la creación de áreas de reunión informales que animen a los trabajadores a detenerse y charlar, a intercambiar ideas, y a encontrarse cara a cara con los demás compañeros en un entorno cómodo y atractivo. Y nada mejor que instalar una fuente de agua mineral en dichas áreas de reunión, para que los trabajadores se sientan más motivados y para conseguir dicho propósito comunicativo.

En definitiva, convertir las fuentes de agua en el punto de encuentro de éstas áreas puede ser una buena solución al aislamiento creciente que se produce en las oficinas dentro de la era tecnológica en la que han quedado inmersas. Y así, mediante la combinación del método práctico y el estratégico a la hora de decidir el lugar idóneo para la instalación de una máquina de agua, las empresas pueden ofrecer un auténtico plus de motivación para los trabajadores.

Post relacionados:

 

Motivación en la oficina
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE