La inteligencia de los tragos cortos

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

 

El consumo de agua aumenta de forma considerable durante los meses de verano, cuando el calor es más intenso y, en consecuencia, las necesidades de hidratación del organismo aumentan también de forma considerable.

El organismo pierde agua por efecto del calor y de la sudoración, de forma que la concentración de sodio en el cuerpo aumenta por encima de los niveles normales y se activa el reflejo instintivo de la sed, es decir, la necesidad de beber agua con el fin de recuperar el equilibrio hídrico corporal.

Beber agua tanto en verano como en invierno, por lo tanto, es una función vital que debe hacerse con regularidad y durante todo el día, por lo que resulta igual de importante estar hidratado en el hogar como en el trabajo. Por este motivo, las fuentes de agua como las que provee la empresa Agua Eden para lugares de trabajo y colectividades específicas constituyen una solución excelente al respecto.

Con esas fuentes de agua, los usuarios pueden reponer la cantidad perdida de agua cuando lo deseen a la vez que pueden hidratarse cuanto quieran, ya que el estómago puede contener en alrededor de un litro de líquido.

Después de realizar un esfuerzo (físico, pero también psíquico) importante, esta fuente de agua permite una hidratación directa para la recuperación de líquidos en el organismo y pone a disposición toda el agua que el usuario desee.

En cualquier caso, para estar siempre hidratado en las mejores condiciones y llegar a este equilibrio hídrico ideal, lo mejor es beber agua en pequeñas cantidades y de forma regular, por lo que, con más razón, estas fuentes de agua instaladas en las oficinas o en los hogares pueden convertirse en un elemento clave para la hidratación y la salud de sus usuarios.

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE