Las dificultades de hacerse mayor

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


Las dificultades físicas aumentan con la edad, disminuye la fuerza y la coordinación se ve alterada, muchas personas mayores sufren caídas y tienen miedo a salir a la calle. A ello hay que añadir los problemas de memoria y de orientación (a un anciano le es muy difícil ubicarse en una gran superficie y puede perderse).

La edad no perdona y para un sector muy importante, mayor de 65 años, incluso el hacer la compra a diario puede suponer un verdadero esfuerzo físico. Los problemas de articulaciones dificultan mucho en este aspecto. Transportar y cargar con peso o subir escaleras es una tortura a esas edades.

Hacer la compra por internet

Ligado con esto, cada vez más vemos que nuestros mayores se valen de un ordenador para comunicarse con sus hijos o con sus amigos, adquirir productos o concretar citas médicas. La evolución en el número de usuarios de internet en la franja de edad comprendida entre los 65 y los 74 años ha sido espectacular en los últimos años.

 

Eden te sube el agua a casa Olvídate de cargar agua con Eden, te la subimos a casa.

Las compras de alimentación son las más demandadas gracias a la comodidad del servicio a domicilio; evitan a los ancianos ser dependientes y tener que pedir ayuda a los hijos u otras personas allegadas para cargar las bolsas. De ahí que también este tipo de servicios estén proliferando en los últimos años.

Un ejemplo de  servicio que contribuye a facilitar la vida de las personas mayores es la instalación de una fuente de agua en casa.  Se les lleva hasta su domicilio la propia fuente y el suministro de botellas de agua que calculen que van a necesitar. Fácil, económico, sin compromiso y todo sin moverse de casa.

_____________________________________________________________________________

Si estás interesado/a en instalar una fuente de agua en tu hogar infórmate ahora sobre la nueva promoción de Agua EDEN para este verano: http://bit.ly/Promo-Fuente-de-Agua-EDEN

 

Bienestar en el hogar
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE