Las empresas españolas invierten en responsabilidad corporativa y avanzan en la gestión del cambio climático

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


ID-100108901Según un informe del CDP Iberia 125, publicado en noviembre del 2013, las empresas españolas cada vez invierten más en responsabilidad corporativa y están avanzando hacia la buena dirección en la gestión del cambio climático, aunque los resultados confirman que todavía deben reforzar más sus estrategias de reducción de emisiones a largo plazo.

Este documento, elaborado por Ecodes, analizó las estrategias de cambio climático, la evolución de las emisiones de gases invernadero, y los riesgos y oportunidades asociados, de las 85 mayores empresas españolas, así como de 40 empresas portuguesas (con una representación de un 93 % y un 82 % del mercado respectivamente). Concluyo que el 92 % de dichas empresas cuenta con consejeros o directivos senior con responsabilidad en la gestión del cambio climático, y que el 77 % de ellas ofrece incentivos monetarios por el logro de objetivos relacionados con el cambio climático. Del estudio, se desprende también que esta mejora en la gestión del cambio climático en las empresas españolas es una buena señal, pero que también es imprescindible que trabajen para reducir de forma significativa sus emisiones de carbono.

Conseguir una reducción considerable de las emisiones de CO2 y demás gases de efecto invernadero a la atmósfera se ha convertido en un punto clave para las empresas españolas ante un escenario de posible recuperación económica, ya que, en España, si las empresas experimentan un aumento precipitado en sus emisiones de gases de efecto invernadero, esto puede traducirse en una disminución de su competitividad internacional, sobre todo, si no trabajan para establecer un compromiso más fuerte con el medioambiente y diseñan estrategias de protección ambiental más a largo plazo.

En este sentido, y en palabras de Steven Tebbe, director de CDP para Europa: “Los inversores ya no están sólo interesados en saber qué impacto tendrá el cambio climático en las empresas sino en cómo y cuándo se producirá ese impacto y qué grado de preparación tienen las compañías para gestionar estos riesgos y evitar las posibles repercusiones económicas. Las empresas que cuentan con estrategias exitosas a largo plazo en este ámbito obtienen una ventaja competitiva de negocio que les ayudará a posicionarse de manera más atractiva ante los inversores”.

Los datos del informe corroboran un aumento del 10% de los objetivos de reducción a corto plazo de las compañías españolas y portuguesas, mientras que los objetivos a largo plazo han disminuido en un 26% y el número de iniciativas de reducción a largo plazo en un 27%.

Estos porcentajes confirman, por lo tanto, que las empresas apuestan por una mejor y mayor estrategia de responsabilidad social corporativa, y que se ha producido una considerable mejora en la gestión del día a día en cuanto al establecimiento de dichas medidas medioambientales; pero que, sin embargo, esto no se traduce en una reducción significativa de las emisiones gases de efecto invernadero, ya que la actitud proactiva de las compañías en este campo se ha visto disminuida.

Post relacionados:


Gestión empresarial
Noticia
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE