Las ventajas de los sistemas de ósmosis inversa

Agua y Café

La ósmosis inversa es una técnica innovadora de purificación de agua que en los últimos años está teniendo una gran aceptación en todo tipo de ámbitos: aplicación industrial, regadíos y uso en oficinas y hogares. Los motivos de su éxito es muy sencillo: se consigue agua de gran calidad, apta para el consumo y otros usos y de un estupendo sabor.

En este excelente proceso para el tratamiento de agua juega un papel fundamental la membrana de ósmosis. El agua se hace pasar por una batería de filtros y una membrana semipermeable con el fin de filtrar contaminantes como: metales pesados, exceso de sales, microorganismos, sustancias tóxicas, etc. El resultado final del proceso es la obtención, como hemos comentado, de agua de gran calidad y de un sabor similar a la embotellada.

El funcionamiento de la ósmosis inversa es muy sencillo y está basado en el equilibrio que se produce cuando dos líquidos con distinta concentración salina están separados por una membrana semipermeable. En estas condiciones, se establece una presión, llamada presión osmótica, que provoca que el agua pura del lado con menos concentración pase al que tiene más hasta que las concentraciones se igualan.

 

 
Si se aplica un sistema inverso, es decir, un sistema de presión superior a la osmótica y de sentido contrario, es el agua pura de mayor concentración la que pasa al lado contrario, dando como resultado un agua de gran calidad tanto para consumo humano, riego y usos industriales.

Un sistema con múltiples ventajas

Los sistemas de ósmosis son cada vez son más usados tanto a nivel doméstico como por las empresas por las siguientes ventajas:

  • Proporciona un agua de excelente calidad y magnífico sabor tanto para consumo humano, riego y usos industriales.
  • Se consigue un elevadísimo porcentaje (99 %) de retención de los contaminantes del agua tanto disueltos como no disueltos.
  • Es un sistema totalmente respetuoso con el medio ambiente, puesto que no utiliza ni tampoco produce ni expulsa ningún tipo de producto químico nocivo.
  • Tiene un tamaño pequeño.
  • Es un sistema muy fácil de instalar
  • No consume apenas energía.
  • El mantenimiento es muy sencillo: básicamente cambiar los filtros cada cierto tiempo.
  • Su coste tanto de adquisición como de mantenimiento es bajo.
  • El agua purificada es ideal para el consumo de las personas porque al purificarse se eliminan los minerales disueltos y otros contaminantes.
  • Se alarga la vida útil tanto de la maquinaria como de las tuberías, ya que la extracción de los minerales disueltos libra al agua de cualquier substancia que pueda corroer las partes metálicas.
  • Evita la acumulación de sedimentos.
  • El agua de calidad beneficia los cultivos y la salud y el bienestar de los quienes la consumen.

La multinacional Aqua Eden es una de las empresas más importantes en aplicación de sistemas de ósmosis inversa tanto en los hogares como en las oficinas, con la instalación de fuentes de gran calidad y extraordinaria aceptación entre los trabajadores.

Post relacionados: