Los efectos sanadores de una buena alimentación

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

De todos es sabido que una correcta alimentación en fundamental para gozar de una buena salud tanto física como mental. Muchas enfermedades, algunas potencialmente peligrosas, son debidas a una mala alimentación, ya sea por un déficit de vitaminas o nutrientes esenciales o por excesos grasas u otras sustancias nocivas para nuestro organismo.

Pero lo que muchas personas desconocen es que algunos alimentos sirven para cerrar y curar más rápidamente heridas, cortes y arañazos.

Haz click aquí y descarga el ebook gratuito: "Felicidad en el trabajo"

Alimentos que ayudan a sanar bien las heridas

Todos hemos sufrido en alguna ocasión algún corte, raspón o arañazo. La mayoría de heridas en personas sanas se curan de forma rápida cuando se mantienen limpias y libres de infección, sin embargo otros tipos de heridas son más graves y a menudo requieren de intervención médica.

Médicos y otros expertos aseguran que el tipo de alimentación y el estado nutricional influyen en la curación de las heridas. Esto ocurre porque las lesiones graves aumentan los requerimientos de energía, vitaminas, minerales y proteínas necesarios para promover la sanación. Por otro lado, en el fluido que supuran las lesiones se pierden muchos nutrientes.

En definitiva, una correcta alimentación y una dieta equilibrada y rica en proteínas, ayuda a sanar con mayor facilidad y rapidez todo tipo de heridas, cortes y arañazos.

Los consejos de la Academia Americana de Nutrición y Dietética

La Academia Americana de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics) recomienda los siguientes consejos alimentarios para promover la curación de las heridas:

Llevar una dieta equilibrada

La prioridad número uno es comer las suficientes calorías a partir de una dieta equilibrada basada en alimentos nutritivos. Hay que planificar comidas y tentempiés equilibrados y saludables que incluyan muchos alimentos de los grupos de principales como: frutas, vegetales, lácteos y cereales.

alimentación sana

Comer suficientes proteínas

Para sanar bien las heridas es fundamental que nuestra alimentación incluya cantidades adecuadas de proteínas. El objetivo es de 20 a 30 gramos de proteína en cada comida y de 10 a 15 gramos en los tentempiés. Una ración de pollo cocinado, carne magra o pescado contiene unos 20 a 25 gramos de proteína. Un huevo, una cucharada de mantequilla de cacahuete y unos 25 gramos de queso contienen unos 6 o 7 gramos de proteína. Una taza de leche desnatada o un yogur contiene 8 gramos de proteína.

Mantenerse bien hidratado

Es importante estar bien hidratado con agua y otras bebidas no azucaradas como té, café, zumo de fruta natural y leche, que contiene también proteínas.

Tomar suficientes vitaminas y minerales

Algunas heridas pueden requerir una mayor dosis de ciertas vitaminas y minerales. En esta cuestión, podría ser adecuado dejarse aconsejar por un dietista nutricionista que realizara un plan de alimentación personalizado con las cantidades óptimas de: calorías, proteínas, líquidos, vitaminas y minerales.

 

Post relacionados:

 

felicidad en el trabajo

Alimentación y recetas
Noticia
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE