Los factores emocionales, clave para la motivación de los empleados

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


Illustration of a successful businessman

Desde que empezaron a analizarse con profundidad los factores relacionados con la satisfacción laboral y los factores de motivación de los trabajadores, se ha podido comprobar que tienen claras repercusiones positivas para la empresa, y que conseguir trabajadores más motivados  tiene una influencia directa en aspectos empresariales tan importantes como la productividad, una palabra clave para los empresarios.

Los resultados avalan que para conseguir trabajadores motivados, hay que tener en cuenta tres factores básicos que influencian en su grado de motivación. Se trata, en primer lugar de los factores emocionales, seguidos de los factores físicos y de los sociológicos.

Dentro de los factores emocionales, los que más deben cuidar las empresas son las medidas de conciliación, el reconocimiento de los superiores y los planes de desarrollo profesional; dentro de los físicos, es importante la prevención de riesgos laborales, así como mejorar la ergonomía del lugar de trabajo o ofrecer servicios de hidratación y nutrición; y dentro de los sociológicos, hay que dar importancia a las actividades en grupo.

 

 

Todos estos factores ayudan a que los trabajadores se sientan más motivados, de manera que si los empelados sienten que sus directivos se esfuerzan en conseguir mejoras que repercutan directamente en ellos, se sentirán más animados y motivados, y darán lo máximo de sí a la hora de trabajar.

Dado que los factores emocionales parecen ser los más importantes, los jefes deberían establecer programas para intentar ofrecer una mayor flexibilidad laboral a los trabajadores, así como un mayor reconocimiento, trabajando para que los trabajadores se sientan identificados con los valores corporativos de su compañía, e intentando proporcionarles una mayor estabilidad y mejores sueldos. También deberían establecer medidas con el fin de propiciar un buen ambiente de trabajo y un fomentar del compañerismo, así como ofrecer los recursos adecuados para realizar las tareas.

Todas estas medidas pueden conseguir que los empelados disfruten más de su trabajo y que, en definitiva, tengan la motivación necesaria que les haga rendir más y ser más productivos.

Post relacionados:

Motivación en la oficina
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE