Los pilares básicos que hay que respetar para mejorar la productividad en la oficina ESTRELLA

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


Growth chartA más motivación, más bienestar, mejor clima laboral, mejores condiciones laborales y más felicidad: más productividad

La productividad de un trabajador es básica para hacer funcionar una empresa y para que esta resulte rentable y productiva.

En este post de síntesis interrelacionaremos todos los conceptos que han ido saliendo en los últimos posts, y que influyen en menor o menor medida en conseguir mejorar dicha productividad dentro de la empresa. Se trata, en definitiva, de:

• Una buenas técnicas de motivación de los trabajadores.
• Un correcto bienestar en el trabajo.
• Aprender a gestionar y a retener el talento.
• Conseguir un entorno laboral positivo y adaptado, así como un buen clima laboral.
• Conseguir, en definitiva, la felicidad de los trabajadores.

Todos estos factores se influyen unos a otros de forma que pequeños cambios en su dinámica pueden conseguir una mejora potencial de la producción en la empresa.

Factores clave que ayudan a mejorar la productividad

Empecemos con un dato importante, según una encuesta de Adecco, líder mundial en el sector Recursos Humanos, casi la totalidad de los trabajadores (un 96,5%) afirman que el bienestar laboral influye en el rendimiento de un empleado y, por consiguiente, aumenta su productividad laboral. Sin embargo, de este porcentaje, el 35,4% de los encuestados cree que aún no se toman las medidas suficientes para garantizar este bienestar.

Este 35,4 % es el que debería hacer reflexionar a los empresarios, para que pusieran medidas necesarias que satisficieran a los trabajadores y que, por consiguiente, conseguirían mejorar su productividad y les reportaran unos beneficios directos para la empresa.

La productividad de cada trabajador depende en gran medida de tres puntos principales: sus aptitudes, su formación y su actitud. Cuando estos tres puntos están reforzados se consigue obtener un mayor rendimiento en el trabajo, y a veces también es responsabilidad del empresario conseguir que los trabajadores tengan quizá uno unas mejores aptitudes, pero sí una buena formación y una actitud positiva.

La actitud depende en gran medida de la motivación que tenga un trabajador, y cómo ya se ha visto en otros posts, la motivación puede mejorarse mediante de muchas formas, como consiguiendo que los trabajadores se sientan valorados y autorrealizados, que se sientan seguros, que su jefe conozca sus objetivos y se interese por él, que tenga un amiente de trabajo adecuado, que pueda trabajar bien en equipo y que pueda sentirse parte de la entidad. Para sentirse motivado, cada trabajador debe sentir que su trabajo forma parte de un todo que influencie a los demás.

Otro punto clave que consigue mejorar su motivación es su bienestar laboral, es decir, conseguir que se sienta cómodo en su entorno de trabajo. Ya que hay factores externos que pueden hacer reducir su productividad, como un ordenador anticuado, una iluminación insuficiente o una mesa inapropiada, etc. Además de las herramientas directas, como las citadas, se puede hablar de las indirectas, como pueden ser habilitar una sala para las comidas, con un microondas, o crear una zona de descanso, etc., ya que está claro que una oficina bien acondicionada y unas buenas herramientas de trabajo lo hacen todo mucho más sencillo.

¡Agua, café y fruta!

En este sentido, puede resultar también muy útil instalar una fuente de agua y una máquina de café en la oficina, así como contratar, por ejemplo, un servicio de distribución de fruta fresca, para que los trabajadores se sientan más cómodos y cuidados.

Y es que, como ya se ha visto en otros posts, ofrecer agua, café y fruta de forma gratuita, es sin duda, una forma de motivar a los trabajadores, aumentar su bienestar y de propiciar un buen entorno laboral; pero además de una forma de ayudar a que se mantengan sanos y activos, y a que, a grandes rasgos, estén hidratados, gracias al agua, energéticos y concentrados, gracias al café, y gocen de todas las ventajas que les ofrecen vitaminas de la fruta.

Está claro, es importante que los empresarios tengan la seguridad de que con los medios de los que disponen sus trabajadores, el entorno de trabajo en el que se desenvuelven, y en las condiciones en las que trabajan son óptimas para conseguir mejorar la productividad de sus trabajadores.

En definitiva, unos trabajadores motivados y que gocen de un correcto bienestar en el trabajo, son unos trabajadores felices y productivos. Y se ha comprobado que la felicidad en el trabajo ayuda a que las personas sean más creativas y trabajen mejor en equipo. Los empleados felices lideran y negocian mejor que el resto y se adaptan mejor a las situaciones de estrés, por lo que, en definitiva, acaban siendo considerablemente más productivos. Es así de simple, se la plantilla es feliz en su trabajo, cada minuto de su tiempo rinde beneficio a la empresa.

En resumen: el éxito no da la felicidad pero la felicidad puede dar el éxito, y el éxito en una empresa es sinónimo de productividad.

Post relacionados:


Motivación en la oficina
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE