Ósmosis inversa, membranas que se enrollan bien

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


osmosis inversaLos sistemas de ósmosis inversa garantizan el filtrado del agua de abasto general y constan de diferentes partes, aunque su elemento principal es la membrana.

Si se desconoce el funcionamiento y la estructura de dicho sistema de filtración, es fácil imaginar que la membrana se dispone en los dispositivos como una pantalla, plana y extendida, de forma que el agua es lanzada a presión hacia esta pantalla y que las micropartículas que constituyen las impurezas del agua o los agentes nocivos que pueda contener quedan a un lado de la película, mientras que el agua ya limpia y purificada sigue circulando por otro lado hasta llegar a los consumidores.

La idea general sí que corresponde a este proceso, aunque en realidad, la membrana no se dispone de forma plana, ni se expone en una sola de sus caras.

La estructura es un poco más compleja, ya que las prioridades de miniaturización de los equipos de dispensación de agua sin reducir su eficiencia, junto con la necesidad de crear aparatos con piezas fácilmente intercambiables y sustituibles; han llevado a la creación de diseños más elaborados y mejor adaptados para todo tipo de situaciones de trabajo de los dispositivos.

De esta forma, la membrana de la ósmosis inversa de los equipos de suministro de agua se dispone en el interior de un cilindro y en forma de diferentes capas. La membrana se enrolla sobre sí misma, de forma que se aumenta la superficie de filtrado en gran medida.
Así, el agua entra a presión por un extremo del cilindro y la acción retenedora de la membrana hace el resto, mantienendo los residuos sólidos dentro del cilindro de forma que el agua purificada sale por el otro extremo de dicha estructura.

 

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE