¿Qué son los costos directos e indirectos de una empresa?

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


Todos sabemos que cualquier empresa o negocio tiene una serie de gastos. Muchos de ellos son gastos o costos directos, como por ejemplo las materias primas o los materiales necesarios para la fabricación de un producto. Por otro lado están los costos indirectos (también denominados gastos generales) que, sin estar directamente ligados a la actividad de la empresa, también deben ser tenidos en cuenta, como por ejemplo los gastos administrativos o de carácter financiero.

 

 

Si sigues leyendo este post sabrás las diferencias entre costes directos e indirectos y algunas recomendaciones para gestionarlos.

 

Principales diferencias entre costos directos e indirectos de una empresa

  • Los costos directos tienen una relación mucho más directa con el producto, servicio o actividad de la empresa que los costos indirectos. Este es el principal asgo distintivo entre ambos tipos de gastos.
  • Por lo tanto, los costos indirectos tienen una conexión más indirecta o tangencial con las actividades de la empresa.
  • Los costos directos se establecen en las primeras fases de la producción, no así los indirectos.
  • Por otro lado, los costos directos casi siempre se reflejan en los presupuestos previos o estimaciones de gastos de la empresa, mientras que los indirectos (erróneamente) se suelen obviar hasta que el proyecto empresarial ya está en marcha.

costos directos e indirectos

Una división un tanto subjetiva

La norma general es incluir como costos indirectos todos aquellos gastos inherentes a una empresa o un negocio que, sin ser considerados como gastos directos de producción, sí son necesarios para el funcionamiento de la empresa.

De cualquier modo, la frontera entre lo que es un costo directo y uno indirecto no siempre está tan clara. Algunas clasificaciones incluyen como gastos indirectos determinadas partidas que otras veces son considerados como directos.Todo depende del modelo de gestión empresarial que se utilice y de la opinión personal o costumbre de cada experto o gestor.

En la práctica, dentro de los gastos indirectos se acaban englobando partidas muy dispares y diferentes y también aquellos gastos imprevistos que son muy difíciles de prever, como la reparación de maquinaria.

 

Como gestionar los gastos directos y los indirectos 

La gestión adecuada de los costos directos y de los indirectos es primordial para la buena marcha, y muchas veces la propia supervivencia, de una empresa.

Estas son nuestras recomendaciones en esta cuestión:

  • Tener en cuenta todos los costos, tanto los directos como los indirectos, desde el inicio de nuestro proyecto de empresa o negocio. De esta forma, evitaremos sorpresas negativas por no poder hacer frente a los imprevistos y tener que pedir créditos extraordinarios de manera apresurada y en malas condiciones.
  • Hacer un plan de negocio con las siguientes características: ser lo más realista y detallado posible, tener en cuenta todas las casuísticas, variables y gastos inesperados: reparaciones, cambios de local, contratación de más personal, demandas, etc.

Previsión y prudencia son dos actitudes que todo buen gestor no debe perder de vista a la hora de montar una pyme o cualquier negocio y también en su desarrollo diario y en el momento de decidir ampliar mercados o líneas de negocio.

 

Post relacionados:

 

[cta_generico id=14077]

Gestión empresarial
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE