Soluciones para el cambio climático: un compromiso de todos

Bienestar y salud

Los evidentes efectos sobre el medio ambiente están llevando a las organizaciones mundiales a buscar soluciones para el cambio climático. Se han hecho evidentes los cambios en factores clave como las cosechas, el nivel del mar y la devastación que causan determinados fenómenos meteorológicos.

En octubre de 2018, un grupo de expertos publicó un informe que advierte de la necesidad de limitar el calentamiento global a 1,5º, evitando a toda costa que se supere en 2º.

Haz click y descarga el ebook gratis "Ergonomia en el trabajo"

El riesgo de superar 1,5º

Aunque todo dependería del ritmo al que ascienda la temperatura global, los expertos avisan de que se puede llegar a un nivel de no retorno. Esto acabaría con determinados ecosistemas, así como el deshielo que llevaría a arriesgar tanto la biodiversidad como la seguridad de muchas zonas costeras.

Por todo ello, se requiere un límite que se ha fijado en el grado y medio. Los expertos calculan que ese aumento podría ser asumible, siempre que sea gradual y el planeta se pueda ir adaptando.

Soluciones para el cambio climático: nuevas fuentes de energía

Uno de los agentes responsables del cambio climático es la producción de energía mediante combustibles fósiles, que emiten cada año toneladas de CO2 a la atmósfera.

Por ello, una de las soluciones para el cambio climático es fijarse un objetivo de energía 100 % renovable a medio plazo. Eliminando las fuentes más contaminantes y cambiando el modelo energético global.

Además, acudir a este tipo de fuentes permitiría que zonas deprimidas y que no tienen acceso a la electricidad, puedan mejorar su desarrollo sin que ello afecte al medio ambiente. Por poner un ejemplo, en zonas remotas de Bangladesh hay 19 millones de personas que cuentan con energía eléctrica gracias a baterías solares.

Vehículos más eficientes

Potenciar el uso de medios de transporte más limpios y eficientes a nivel energético, así como primar el transporte colectivo en lugar del vehículo particular, es otra de las soluciones para el cambio climático que recomiendan los expertos.

Muchas ciudades están apostando por renovar su parque móvil con vehículos híbridos o eléctricos, dejando a un lado la dependencia de combustibles fósiles. El objetivo es reducir casi el 40 % el consumo de energía de cara a 2050.

Edificios con alta eficiencia energética

Según los estudios, una tercera parte del consumo de energía procede de los edificios. También se informa que estos podrían implementar tecnologías de ahorro, mejorar el aislamiento y alcanzar un nivel de optimización energética que puede llegar a la autosuficiencia, con emisiones cero.

Reducción del desperdicio y cambios en la alimentación

También a nivel individual se puede contribuir a mejorar la salud del planeta. Por ejemplo, un tercio de los alimentos que se producen acaban en la basura, una lacra que además de alertarnos debe hacernos conscientes de que se necesita un cambio de hábitos.

El desarrollo sostenible, así como el aprovechamiento de los recursos, no solo contribuye a mejorar la situación respecto al cambio climático. También lo hace con la seguridad alimentaria y la salud del ser humano.

Las soluciones para el cambio climático exigen la colaboración de todos

No hay una fórmula mágica para frenar el deterioro del planeta, sino que tenemos que trabajar de forma conjunta a nivel individual, corporativo y administrativo para aportar soluciones. Afortunadamente aún estamos a tiempo de hacerlo, pero el reloj sigue avanzando y se impone ponernos en marcha de inmediato.