Técnicas de motivación indirecta para los empleados

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


COACHING word cloudLa motivación laboral podría definirse en el conjunto de estímulos recibidos por un trabajador que le guían a actuar de una determinada forma en el ámbito laboral. Para motivar realmente a los trabajadores hay que aprender a aplicar algunas herramientas básicas tanto de comunicación con los trabajadores como de modificación del entorno laboral. Por este motivo es importante cumplir siempre con los siguiente 9 puntos básicos para motivar a los trabajadores y es tarea del empresario llevarlos a cabo:

1. Ser agradecido con los trabajadores.
2. Dedicar tiempo a sus trabajadores.
3. Proporcionarles un feedback constante sobre su trabajo.
4. Cuidar el ambiente de trabajo
5. Proporcionarles información sobre la empresa
6. Involucrar a los empleados para que se sientan parte de la empresa.
7. Fomentar su autonomía.
8. Establecer alianzas con cada trabajador por separado.
9. Celebrar sus éxitos y no centrarse solo en los puntos que tienen que mejorar.

En realidad, muchos de los puntos de este listado están interrelacionados o forman parte de una misma moneda, ya que muchos se basan en el hecho de que las personas necesitan ser escuchadas y sienten satisfacción al notar que alguien se interesa por ellas, y más si se trata de su propio jefe. Por esto, es esencial que el empresario encuentre tiempo para reunirse con sus empleados y escucharlos, un tiempo que seguro que estará bien invertido.
En cuanto al sentimiento de pertenencia a un grupo, se trata de uno de los motivadores más ancestrales del ser humano, ya que desde siempre, las personas se definen por los grupos a los que se sienten vinculadas y de los cuales pueden sentirse orgullosas (como el hecho de ser seguidor de un equipo de fútbol, pertenecer a un partido político, ser de un barrio, y, no menos importante, trabajar para una empresa determinada). Por este motivo, un empresario debe trabajar de forma que sus empleados conozcan a fondo todos los productos de la empresa, no solo aquellos con los que tienen relación directa, para que tengan una visión de conjunto de la empresa. Así, cuanto más conozcan la empresa más vinculados se sentirán a ella.
Unos trabajadores motivados son unos trabajadores más creativos y que trabajan mejor en equipo. Los empleados motivados, además lideran y negocian mejor que el resto y se adaptan mejor a las situaciones de estrés. En este sentido, aunque en un primer momento no lo parezca, ofrecer a los trabajadores la posibilidad de tomar un café dentro de la oficina, instalando una cafetera en la zona de reuniones, por ejemplo, puede desempeñar una función cohesionadora importante, tanto entre trabajadores como entre empresario y trabajadores, y puede convertirse así en una fórmula eficaz de motivación indirecta para toda la plantilla.

Por todas las ventajas que esto supone para una empresa, está claro que estas técnicas de motivación extrínseca debería ser una de las tareas fundamentales del departamento de gestión de recursos humanos de cualquier empresa.

12- Un vaso de agua para alcanzar el auténtico bienestar en la oficina

Cuando hablamos de bienestar en la oficina, nos referimos a un bienestar integral de la persona, es decir, a un estado óptimo en el que el individuo tenga una buena salud física, mental y emocional, de forma que sea capaz de trabajar mejor y con mayor eficacia. Y este bienestar laboral por lo tanto es realmente importante, tanto para el empleado como para la empresa.
Como se ha citado en otros posts, hay muchas formas de mejorar el bienestar laboral, ya que para conseguirlo influyen tanto factores físicos, relacionados con las instalaciones de trabajo y con los hábitos saludables dentro del mismo, como factores emocionales, que corresponden a aspectos vinculados al desarrollo personal del empleado, y factores sociológicos, sobre la función de la empresa en la sociedad.

En cuanto a estos factores físicos, para conseguir el bienestar físico del trabajador basta con estudiar las formas más eficaces de mejorar la ergonomía en el puesto de trabajo, así como instalar una máquina de agua para conseguir que los trabajadores adquieran un hábito saludable fundamental.

Por lo tanto, las fuentes de agua para oficina resultan fundamentales para la hidratación de la fuerza laboral y, por consiguiente, son un método eficaz para mantener y mejorar el bienestar general de los trabajadores que la utilizan. Estos dos dispensadores de agua pueden funcionar con botellones de agua mineral de distintas capacidades, desde los 5 hasta los 19 litros o bien ir conectados directamente a la red. En ambos modelos, la temperatura del agua puede regularse, tanto para proporcionar agua caliente con el que elaborar bebidas calientes, como agua fría con la que refrescar al usuario al tiempo que se hidrata.

En definitiva, un simple vaso de agua tomado de forma regular en la oficina, como el que puede conseguirse cómodamente de cualquier fuente de agua para oficina, mejora de forma sencilla y eficiente el bienestar de la fuerza laboral.

Aunque hasta hace poco tiempo, la cultura empresarial todavía no se preocupaba lo suficiente por el bienestar de sus trabajadores, cada vez más empresarios tienen claro que contar con una plantilla que se sienta cuidada y a gusto en el lugar de trabajo, en definitiva, que goce de un bienestar físico suficiente, puede ser la clave para que su empresa salga adelante. Y a veces hace falta poco para satisfacer a los trabajadores, quizá este citado vaso de agua basta para hidratar no solo a los trabajadores sino también al engranaje empresarial.

Post relacionados:


Motivación en la oficina
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE