Agua con gas natural: beneficios y recomendaciones

Agua y Café

En los tiempos que corren, la popularidad de las bebidas refrescantes ha descendido de forma significativa. El alto contenido de azúcar desaconseja su consumo por lo que no son el mejor acompañamiento de una comida. Para aquellas personas que no quieran prescindir de las bebidas carbonatadas, el agua con gas natural puede ser una gran alternativa. 

Haz click y descarga el ebook gratis "Agua, Bienestar y Saludl"

El agua carbonatada suele considerarse hidratante, refrescante y digestiva. Aunque en España no es una bebida muy consumida, en el resto de Europa si presenta unas cifras de consumo más elevadas. El ácido carbónico es el que produce sus características burbujas y puede ser tanto natural como añadido en el momento del envasado. En este artículo te contamos qué es el agua con gas natural y cuánta se puede beber al día.

 

Qué es el agua con gas natural

El agua con gas natural no es más que H2O con ácido carbónico disuelto, el responsable de las burbujas. Además, suele tener minerales como: calcio, sodio, potasio y magnesio.

Este tipo de agua con gas natural brota carbonatada en el propio manantial y en su proceso tienen un papel fundamental la profundidad y la temperatura a la que brota el agua, lo que favorece la aparición del ácido carbónico.

Los expertos recomiendan consumir agua con gas natural, pero con moderación. Es decir, podría combinarse con el agua mineral sin gas hasta alcanzar los 8 vasos diarios recomendados. Pero en ningún caso lo recomendable es beber en exclusiva agua con gas natural.

 

Tipos de agua con gas

Se pueden dividir los tipos de agua con gas en dos grandes grupos:

  1. Las aguas que contienen ácido carbónico de manera natural, desde el manantial.

  2. Las aguas minerales gasificadas que se elaboran añadiendo posteriormente el ácido carbónico.

 

En el supermercado puedes encontrar además aguas que contienen otros ingredientes añadidos, como aromas, extractos de frutas o verduras, quinina, edulcorantes o azúcares simples… 

Las diferentes marcas también se diferencian en cuanto al contenido en minerales. Así, se pueden elegir aguas que tengan más o menos magnesio, cloro o sodio. En cualquier caso, conviene evitar las que tengan azúcares o edulcorantes añadidos.

 

Cuánta cantidad de agua con gas natural es la recomendable

Los expertos recomiendan no excederse en el consumo de agua con gas natural. Beber demasiada incrementa el volumen de gases en el tubo digestivo, lo que puede provocar algunas contraindicaciones que la hacen desaconsejable para quienes:

  • Tienen predisposición a sufrir gases.

  • Padecen de colon irritable.

  • Tengan insuficiencia respiratoria severa.

  • Padecen reflujo gastroesofágico.

Por ello, todos los expertos recomiendan beber agua con gas natural de un modo moderado. A pesar de que sea una bebida que se adapta muy bien a la rutina diaria y tiene muchos beneficios, estos dejan de serlo si el consumo deja de ser moderado.

Así, lo aceptable es no beber más de dos vasos de agua con gas en cada comida

 

Beneficios del agua con gas natural

Si la tomas con moderación, el agua con gas puede ser muy beneficiosa para tu salud:

  • No tiene calorías.

  • El gas tiene un efecto saciante lo que lo hace ideal para controlar el hambre en una dieta de adelgazamiento.

  • Ayuda a digerir las comidas pesadas o copiosas. Esto se debe a que el ácido carbónico estimula la secreción de jugos gástricos.

  • Estimula la eliminación del sodio a través de la orina.

  • Es buena para tu salud coronaria; te ayuda a controlar los niveles de colesterol, a regular la presión arterial y el azúcar en sangre.

 

Existen varios estudios que avalan estas afirmaciones. Uno de ellos es un ensayo clínico elaborado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que afirma que consumir agua con gas natural de manera habitual contribuye a reducir el riesgo de padecer enfermedades metabólicas crónicas como la diabetes la hipertensión o la obesidad.

Este ensayo también ha probado que el agua con gas reduce las concentraciones de una hormona, la aldosterona, que tiene un papel fundamental en la presión arterial.

Como ves, tomar agua con gas natural puede ser beneficioso si lo haces con moderación. En ningún caso sustituye al agua mineral sin gas. Recuerda que estar hidratado es fundamental; y si de hidratarse se trata, no hay nada como darle a tu organismo un agua de calidad.