Beneficios de beber agua antes de dormir

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


En varios posts hemos insistido en la imperiosa necesidad de mantenernos correctamente hidratados durante todo el día para estar en forma, tanto en el aspecto físico como en el mental. También hemos hecho hincapié en que una leve deshidratación, aunque sea solo de un 2 o 3%, puede ser suficiente para provocarnos problemas de concentración o dolores de cabeza.

A nivel general, los beneficios del agua son tantos y tan variados que afectan positivamente a cuestiones tan diversas como: el rejuvenecimiento (hace que nuestra piel se mantenga más tersa y radiante), la limpieza del organismo de toxinas y otras impurezas, mantenernos lúcidos y concentrados, ayudarnos a adelgazar o mejorar el tránsito intestinal.

En esta ocasión, vamos a centrarnos en los beneficios del agua en un momento concreto del día: justo antes de irnos a dormir. Como veremos, aunque algunas personas prefieren no hacerlo porque puede aumentar las ganas de ir al baño en medio de la noche, las ventajas compensan, con creces, ese pequeño inconveniente.

 

Ventajas de beber antes de domir

  • Disminuye la posibilidad de calambres. ¿Quién no ha sufrido alguna vez los molestos calambres por la noche, sobre todo en la zona de las pantorrillas? Pues está demostrado que hidratarse bien, sobre todo antes de irse a dormir, es la mejor forma de evitar este problema.
  • Previene derrames cerebrales e infartos. El agua es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y cardiovascular. Asimismo, prácticamente todos los cardiólogos coinciden que el mejor momento para eliminar las toxinas del cuerpo es cuando nos encontramos acostados. Esto ocurre porque en esa posición la parte inferior del cuerpo queda al mismo nivel de los riñones, y estos tienen la necesidad de expulsar agua. Diversos estudios certifican que expulsar el agua y las toxinas mientras dormimos puede ayudar a prevenir infartos cardíacos y cerebrales.

beber agua antes de dormir

  • Regula la presión de la sangre. Bebe un poco de agua por la noche, al menos un par de horas antes de dormir, resulta especialmente indicado para aquellos que sufren de subidas repentinas en la presión arterial.
  • Contrarresta los efectos del alcohol. Si durante la cena hemos ingerido alcohol, sobre todo en una cantidad que vaya más allá de lo aconsejable, el agua es el medicamento ideal por varias razones: evita la deshidratación y alivia los dolores de cabeza y musculares. Dicho de otro modo, beber antes de acostarse puede ayudarte a que por la mañana no sufras la temida resaca, o al menos tus síntomas sean más leves y pasajeros.

Beber dos litros de agua al día son suficientes para mantenernos bien hidratados, pero sí ademas tomamos un vaso o dos de agua antes de irnos a dormir cada noche, conseguiremos multiplicar sus efectos beneficiosos. ¿A qué vale la pena hacer este pequeño esfuerzo?

 

Post relacionados:

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE