¿Cómo afectan las fiestas navideñas en la productividad empresarial?

Noticia


Que los empleados rindan más o menos y que funcionen mejor o peor que el resto del año, irá en función de cada uno, pero en lo que todos estamos de acuerdo es en que la Navidad mejora el clima laboral dentro de la empresa. «La gente se siente más cerca del otro, existe más empatía».

No todos tienen la suerte de poder tomar vacaciones, descansar o, incluso, reunirse con la familia durante el periodo navideño. Hay muchas profesiones que refuerzan e intensifican su trabajo más que nunca en esta época del año, y sus empleados incrementan su productividad laboral. Por lo que tampoco puede afirmarse rotundamente que la productividad se vea afectada por las fiestas en cuestión.

Principalmente, esto suele suceder en las empresas con áreas que tienen contacto directo con clientes o servicios esenciales, como el de las ventas (tiendas, restaurantes, bares), transporte, turismo y viajes, que refuerzan su plantilla y aprovechan la Navidad para "hacer caja". Mientras que sectores como el de la construcción, manufacturas o el educativo merman su actividad durante estos días.

productividad empresarial

Haz click aquí y descarga el ebook gratuito: "Felicidad en el trabajo"

Por otro lado, confirmar que, aunque parezca casi irrelevante, la eficiencia de los trabajadores se ve muy condicionada por sus horarios de trabajo, ya que hay horas en las que ya no se rinde. Además resulta que España es un país que debería prestar especial atención a este tema, puesto que es uno de los países europeos con más horas de trabajo y no por ello es más productivo.

Según el ranking de eficiencia laboral del Foro Económico Mundial, España ocupa el puesto número 100  entre 144 en nivel de productividad. Los únicos países de la UE que quedan por detrás nuestro son Croacia, Grecia e Italia. La jornada laboral debería ser de menos horas, con horarios más  flexibles. Según indican los expertos en el tema, con menos tiempo la productividad sería prácticamente la misma o incluso mayor.

De este modo, sería mucho mejor y más sencillo conciliar la vida laboral con la vida familiar y la vida social. En vez de llegar a casa justo para cenar, ver la televisión o leer un rato antes de tener que irse ya a dormir. A su vez, aumentarían las horas de descanso. Del mismo modo que entrenando o estudiando más tiempo del razonable el rendimiento empeora, igualmente ocurre con el trabajo.

También es cierto que la Navidad genera un entorno emocional especial, que afecta las emociones y la productividad personal, para algunos significa una afectación positiva, pero para otros es negativa.

El mes de diciembre siempre se ha caracterizado por la felicidad y la ilusión que genera la magia y las ilusiones de la Navidad y el Año Nuevo. Sin embargo, especialistas médicos señalan que en esta temporada mucha gente baja su estado de ánimo. Es cierto, la tristeza, la melancolía y el pesimismo se agravan por la carga sentimental que en ocasiones pueden rodear las fiestas de Navidad.

Son detonantes para producir este tipo de afectación emocional: la pérdida de un ser querido, si se ha vivido una experiencia traumática, la imposibilidad de reencontrarse con personas que viven lejos o la falta de recursos que impiden comprar regalos en estas festividades.

Así que todo en conjunto puede suponer algún cambio en la actividad profesional en estas épocas navideñas, aunque por distintas razones según la persona. Pero como siempre, de nosotros mismos depende nuestro comportamiento y efectividad en la productividad tanto personal como profesional.

También es cierto que en la mayoría de ocasiones, con comidas y cenas por aquí y por allá, los excesos de las fiestas pasan factura en forma de empachos y resacas, así que son aspectos a tener en cuenta, sobre todo si al día siguiente tenemos que ir a trabajar. Lógicamente.

Para evitar que nuestra salud se resienta por los excesos navideños, es aconsejable mantener una correcta alimentación y unos hábitos lo más saludables posible.

¡Toma nota!

 

Post relacionados:

felicidad en el trabajo