Ecodiseño: creando un nuevo paradigma

Gestión empresarial

Evolucionar hacia un diseño más sostenible es uno de los desafíos más necesarios a los que se enfrenta nuestra sociedad. Para ello se ha acuñado un término, ecodiseño, que no es más que desarrollar técnicas de diseño y producción en las que se tiene en cuenta el impacto ambiental.

En el ecodiseño se toman determinadas medidas en pro del medio ambiente desde la idea de crear un producto, y se sigue teniendo en cuenta durante todo su desarrollo. Se aplican pautas con las que se reduce el impacto ambiental en cada fase, llegando al final de su vida útil.

De este modo se integra el cuidado del medio ambiente a la lista de condiciones que debe cumplir el producto, con la misma importancia que otras como los costes o la calidad.

Haz click y descarga el ebook gratis "Felicidad en el trabajo"

Los principios del ecodiseño

El ecodiseño se apoya en una serie de consideraciones, 10 en concreto:

  • Emplear materiales con el menos impacto en el medio ambiente.
  • Reducir el uso general de materiales en la fabricación.
  • Usar menos recursos durante el proceso de producción.
  • Contaminar y desperdiciar menos.
  • Lograr una reducción significativa del impacto durante la distribución de los productos.
  • Asegurarse de que el uso por parte de los clientes no exija un mayor uso de recursos.
  • Que cada producto genere menos desperdicio y contaminación cuando se usa.
  • Lograr una funcionalidad óptima y una vida útil lo más larga posible.
  • Potenciar y facilitar el proceso de reutilizacion y el reciclaje de los materiales.
  • Minimizar el impacto ambiental cuando se elimina el producto.

El ecodiseño se evalúa conforme a estos principios básicos, además de estudiar el potencial de mejora en la medida de lo posible.

La rueda de diseño en todo el proceso

El denominado ecodesign-thinking es la base de todo el proceso de productos de cara a la sostenibilidad:

1. La gente

El primer paso es pensar en cuáles son las necesidades y comportamiento de los usuarios para desarrollar el producto. Hay que saber cuál es su motivación, qué problemas o deseos quieren atender con ello. Se simplifica al máximo el conjunto de funciones sin que pierda valor.

2. Diseño del sistema

Se analiza la cadena de valor y el abastecimiento circular, definiendo el problema que puede surgir en cada fase, para crear un circuito cerrado en el que se tenga en mente todo el ciclo de vida.

3. D+i: Desarrollo de un nuevo concepto

Se trata de incorporar al proceso algún modo nuevo de usar y reutilizar el producto desde su fase inicial. Para ello se aplican los medios técnicos más actuales, así como la innovación social.

4. Digitalización

Con la tecnología digital se optimizan los recursos y se refuerzan las conexiones entre los componentes de la cadena de suministro. Plataformas digitales, tecnologías en línea y demás se unifican en un solo conjunto.

5. Replanteamiento del modelo de negocio

Se trabaja en busca de nuevos modos de innovar, descubriendo modelos de negocio económicos y entendiendo el comportamiento social que se debe tener en cuenta.

El I+D+i junto al ecodiseño

Los centros de investigación de proyectos que buscar aplicar la innovación al ecodiseño están cada vez en más lugares. Sobre todo en dos sectores: la automoción y la electrónica. En especial en Europa, donde la normativa de cara a la producción de estos productos está sin duda impulsándolo.

Además, dentro de la ingeniería para el medio ambiente se han desarrollado estudios, tanto en materia de eficiencia energética como en el mantenimiento durante la vida útil del producto.