Los principales problemas medioambientales en España

Responsabilidad social corporativa

El cuidado y la protección del planeta requiere desarrollar un plan de acción concreto. Y para ello es fundamental conocer los problemas medioambientales que nos afectan. En el caso de España, se pueden destacar 3 factores principales de riesgo. Una vez definidos, se necesita tomar medidas con las que reducir o revertir los efectos.

En este caso, nos centraremos en los problemas en materia de medio ambiente que afectan al país. Más adelante hablaremos de las soluciones que hacen falta para darles solución.

Haz click y descarga el ebook gratis "Agua, Bienestar y Saludl"

La contaminación atmosférica, uno de los mayores problemas medioambientales

Sin duda, la contaminación es un tema muy conocido por parte de la población, ya que incluso desde la Unión Europea se ha advertido a España de que se tiene que llevar a cabo una acción para reducirla.

La contaminación atmosférica es el resultado de diversas actividades, sobre todo por mano del hombre. En áreas industriales, los centro de las ciudades y plantas de generación de energía es muy común este tipo de problemas medioambientales.

Además, hay factores climáticos que contribuyen a una mayor concentración de contaminación. Por ejemplo, cuando hay anticiclones y se pasa mucho tiempo sin llover, los niveles de contaminación se disparan.

Los contaminantes más destacados

Los agentes contaminantes más destacados en España son:

  • Monóxido de carbono: Procedente de la combustión de hidrocarburos y otros materiales, un exceso puede llegar a envenenar la sangre hasta el punto de morir.
  • Dióxido de carbono: Necesario para mantener la vida en la tierra, ya que las plantas lo utilizan para producir oxígeno durante la fotosíntesis, unos niveles elevados generan problemas medioambientales como el efecto invernadero.
  • Dióxido de azufre: Se trata de un compuesto que genera lluvia ácida al ser liberado a la atmósfera. Esta liberación se produce debido al uso de combustibles fósiles como el petróleo, el carbón o el diésel.
  • Óxido de nitrógeno: No es un solo compuesto, ya que se definen varios de ellos, diferenciados por un número romano (del I al V). También son producto de la quema de combustibles, y generan problemas ambientales como la clásica niebla que hay en las ciudades con mucho tráfico, con una alta toxicidad.
  • Partículas de polvo y humo: Además de molestas, pueden provocar problemas en personas con deficiencia respiratoria. Y afectar a todo tipo de superficies, creando una capa contaminante.
  • Cloro de refrigerantes y aerosoles: Este compuesto se diluye en la atmósfera y produce un desequilibrio en los gases que la componen. Por ejemplo, la capa de ozono que se deteriora debido a estos.

Unos niveles elevados de estos contaminantes tienen efectos nefastos tanto en la población como en el medio ambiente. Sobre todo en ciudades y zonas con mucha actividad industrial, donde se producen mayores acumulaciones.

Los recursos hídricos y la calidad del agua

En España, los recursos hídricos están distribuidos de forma irregular. Se cuenta con una red de embalses capaz de almacenar alrededor de 54 mil hm3, además de contar con aguas subterráneas, que se aprovechan para cubrir la demanda.

No obstante, uno de los problemas medioambientales relacionados con el agua es la sobreexplotación de estas fuentes de agua, así como la contaminación debido a vertidos procedentes de diversas actividades, como el uso de fertilizantes en la agricultura o arrojar compuestos no depurados en zonas como la ría del Nervión, el sur de Huelva o el delta del Llobregat, donde se producen vertidos industriales sin control.

También contaminan las aguas fecales y los vertederos ilegales, que producen líquidos tóxicos que se filtran a los acuíferos, contaminándolos. La calidad del agua se ve afectada llegando a hacerla no potable.

Residuos urbanos e industriales, un gran problema en España

Las acciones de la mano del hombre constituyen los principales factores de riesgo en cuanto a problemas medioambientales. Generamos demasiados desechos, tantos que el planeta no es capaz de asumirlos, o no a la misma velocidad con la que se producen.

Los cálculos indican que, en el 2007, cada español generó 525 kilos de residuos de media. Una cifra que es alarmante, sin duda.

Estos son los tres problemas medioambientales más importantes que hay en España. Una vez conocidos, es el momento de pasar a la acción.