El beneficio doble de las nuevas acciones de RSC en un entorno de crisis económica

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


zLa crisis financiera mundial ha afectado a todos los niveles de la economía global y a todos los niveles de la estructura empresarial, y tampoco ha pasado por alto los departamentos de RSC y muchas empresas han disminuido sus inversiones en responsabilidad social en los últimos años

Sin embargo, también es cierto que debido también a la crisis, algunas empresas han redefinido su estrategia de RSC con el fin de estrechar la relación de las causas sociales con su negocio.

Esa estrategia, según un profesor de Marketing de Wharton, empresa especialista en consultoría empresarial, que interpreta la RSC como lo que denomina como capitalismo socialmente responsable, el objetivo principal de la empresa en este sentido consiste en maximizar la generación de valor para sus principales clientes y accionistas y centrarse a la vez en los principales problemas de la sociedad, un binomio que exige que todo proyecto de RSC de una empresa quede integrado en su estrategia de negocios, en vez de constituir un departamento aparte.

A continuación, mostramos algunos ejemplos de cómo algunas empresas se reinventan e invierten a conciencia en proyectos concretos de RSC dentro de su ámbito más directo, que les permiten el citado doble beneficio, social y empresarial:

• Coca-Cola, por ejemplo, introdujo de forma reciente un programa para potenciar la actividad emprendedora de mujeres jóvenes. El programa conocido como 5x20, pretende conseguir que cinco millones de mujeres de países en vías de desarrollo se integren, hasta 2020, en distintos sectores de la empresa, tanto en sectores de distribución como en embotelladoras locales de sus productos. Esta inversión en la mano de obra femenina debería tener un efecto multiplicador y acabar generando unos mayores ingresos para la empresa, además de repercutir en más mano de obra para los negocios de la empresa, a la vez que contribuye a mejorar la economía y calidad de vida de muchas familias y a crear, en definitiva, más saludables y con mejor nivel de educación y, posiblemente, incluso más prósperas.

• Visa es otro ejemplo de aplicación de una RSC con beneficios dobles, gracias a sus asociaciones con gobiernos locales y organizaciones sin fines de lucro enfocadas en la inclusión financiera. Poco a poco, estas alianzas están transformando la estructura económica de muchos países en desarrollo, ya que conceden a personas con acceso precario a determinados servicios financieros medios mecanismos para efectuar pagos, cobros y ahorrar, a veces a través de sistemas de pagos electrónicos y móviles. Se ha comprobado que el uso de servicios de ese tipo permite a poblaciones pobres soportar mejor los impactos negativos sobre sus finanzas personales, formar un patrimonio y conseguir conectarse con la economía en general.

En ambos casos, por consiguiente, tanto en Coca-Cola como en Visa, consiguen ayudar el mayor grupo socioeconómico, que es a la vez también el más pobre, y el de las personas que necesitan ser autosuficientes, y no dependientes obras caritativas. Así, dichos proyectos consiguen potenciar así las economías emergentes que en el futuro pueden resultar cruciales a nivel mundial.

Post relacionados:


Gestión empresarial
Noticia
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE