Equipos de autónomos: como motivarse entre compañeros

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


Actualmente, los autónomos suponen en España el 19% del total de trabajadores y se calcula que el porcentaje irá en aumento en los próximos años, hasta alcanzar cifras cercanas a la mitad de la población activa.

Por su flexibilidad, polivalencia, capacidad de sacrificio y carácter emprendedor, el colectivo de autónomos está llamado a tirar de la economía, generando riqueza, recursos, productos y servicios de interés y, por supuesto, los siempre necesarios puestos de trabajo. Y no solo nos referimos al que el propio trabajador crea al darse de alta, sino a los que genera contratando a otros autónomos o creando negocios y empresas de diversos tamaños.

 

 

Los equipos de autónomos: el coworking

Trabajar como autónomo es toda una aventura llena de retos y desafíos. Al emplearse por cuenta propia normalmente la motivación es mayor, así como el nivel de satisfacción. Esa es la cara positiva de la moneda.

Pero la carrera de autónomo no es, ni mucho menos, un camino de rosas. Durante el trayecto lo normal es tener complicaciones de todo tipo: problemas de financiación, tensiones de tesorería, épocas donde los clientes escasean.

Y todo esto puede llevar al desanimo, que en realidad es el enemigo más temible de cualquier emprendedor.

La mejor medicina contra los bajones anímicos son las sinergias positivas, y estas son más fáciles de conseguir cuando se está rodeado de personas con intereses, motivaciones y problemas similares.

equipos de autónomos

Hoy en día existen los centros de coworking o viveros de empresas, que básicamente son instalaciones comunes donde los trabajadores autónomos pueden trabajar juntos y dividir gastos.

Pero más allá de poder compartir infraestructuras y medios técnicos, ahorrando dinero en el alquiler del local y otros gastos, estos centros son muy interesantes por la posibilidad de formar equipos de trabajo, con sus ventajas asociadas:

  • Creación de un ecosistema de emprendedores que permita a los autónomos conocerse y trabajar juntos para el mismo cliente (aunque pertenezcan a distintas especialidades y sectores).
  • Participar de un ambiente motivador.
  • Crear sinergias positivas.
  • Hacer contactos y beneficiarse de las recomendaciones de otros compañeros.
  • Compartir información de interés: fotos, datos sobre ayudas, convocatorias de subvenciones, etc.
  • Tener acceso a diversos instrumentos de financiación.
  • Compartir ideas y proyectos.

 

Un buen puede ser imparable

Una vez se ha constituido un equipo de trabajo, y los centros de coworking pueden ser el lugar ideal para su formación y consolidación, ya habremos dado el primer paso para formar un equipo humano con un gran potencial.

El segundo paso será aprovechar el carácter interdisciplinar de los distintos miembros y ser capaces de organizarlos adecuadamente para extraer lo mejor de nosotros mismos. Dentro de un equipo, por supuesto, es posible que también surjan problemas, puesto que no siempre vamos a pensar igual ni todos tenemos el mismo estilo de trabajo ni forma de ver las cosas.

Pero no cabe duda de que muchas de las grandes empresas actuales se han creado a partir de un gran equipo, ilusionado y ambicioso, con los objetivos claros y con la suficiente preparación, conocimientos, aptitudes y actitudes para acabar haciéndolos realidad.

 

Post relacionados:

 

[cta_generico id=14077]

Gestión empresarial
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE