La magia del vapor de agua

Agua y Café


agua fria oficinasEl punto de ebullición del agua es de 100 ºC, esto significa que cuando se calienta hasta alcanzar los cien grados centígrados, entra en ebullición, es decir, empieza a hervir. Al hervir, una parte del agua pasa de estado líquido a gaseoso, y se transforma en un vapor de agua, que se dispersa en la atmósfera.

Sin embargo, a la práctica, no es necesaria tanta temperatura para generar vapor de agua, ya que un descenso de la temperatura ambiental, por ejemplo, aunque no sea muy importante, ya consigue que el aire exhalado por nuestro organismo genere también un vapor de agua visible, cuando, en realidad, su temperatura corporal no supera los 37 grados.

Lo mismo ocurre con el agua de la ducha, que cuando sale caliente, desprende vapor de agua en grandes cantidades, el típico vapor que empaña enseguida cristales y espejos, aunque en realidad el agua no sale a cien grados.

Por lo tanto, las condiciones físicas que se producen en el entorno próximo donde hay el agua caliente visibilidad que el vapor de agua, que por su propia naturaleza es invisible.

La tasa de humedad, la temperatura ambiente e incluso el aire en movimiento o el viento, son distintos factores que pueden revelar el vapor bajo determinadas condiciones de temperatura del agua.

El agua de las fuentes que se instalan en las oficinas, es un agua auténtica y visible real, que casi siempre sale a temperatura ambiente, aunque algunos dispositivos incluyen sistemas refrigeración de forma que el agua también puede consumirse más fresca, para que la acción de beberla sea más agradable, y consiga calmar la sed a la vez que refresca al usuario en momentos de calor. El fenómeno del vapor de agua solo se puede detectar si se toma agua de fuentes que disponen de sistemas calentadores que ofrecen agua caliente.

En cualquier caso, el vapor de agua que pueda desprenderse de dichas fuentes de agua se revelará con más claridad cuando su oficina esté cerrada y más llena de trabajadores, así como cuando el aire acondicionado esté apagado y la tasa de humedad resultante de la constante respiración de los trabajadores sea elevada.

Imagen cortesía de noomhh