El Pensamiento analítico en la gestión de equipos

Gestión empresarial

Gracias al  pensamiento analítico intentamos reflexionar sobre un problema o cuestión a resolver para así poder decidir cómo obrar y establecer cuál es la relación que vincula ese problema a tratar y el marco donde opera. Este tipo de pensamiento es útil en la gestión de equipos, puesto que crea una pauta para los procesos dentro de una organización. En este artículo profundizaremos en el asunto.

Haz click y descarga el ebook gratis "Team building en la motivación laboral"

¿Qué es el pensamiento analítico?

Llamamos pensamiento a la actividad que tiene lugar en nuestra mente. La teoría de la mente establece diversos tipos de pensamiento: crítico, creativo, deductivo, inductivo o analítico.

El pensamiento analítico, en concreto, promueve cuestionar las cosas más allá de las primeras impresiones y de las primeras reacciones que podamos tener ante un hecho. No solo se despliega en actividades intelectuales académicas, sino que lo aplicamos incluso en nuestro día día, en el trabajo y en nuestra vida cotidiana.

El pensamiento analítico:

  • Se basa en el análisis: la idea del análisis que se da es separar las partes para analizarlas.
  • Es secuencial: porque establece un orden de pasos en el proceso.
  • Es resolutivo: el objetivo que se persigue es el de dar con una solución.

El pensamiento analítico y las fases en la gestión de equipos

Lo más relevante del pensamiento analítico es la división de los problemas para resolverlos: se hace en pequeñas partes, más fácilmente abordables. Estas divisiones son dotadas de identidad, clasificadas en una categoría y sometidas a análisis de manera separada para poder dar con la solución que resuelva el problema en su totalidad. Por ello, aplicarlo en la gestión de equipos en el ámbito empresarial será fuente de mejoras organizativas.

Para obtener todo el potencial que este enfoque nos puede dar a nivel empresarial tenemos que pasar por una serie de pasos o fases:

1.- Definición del objetivo: hay que definir muy bien qué se quiere lograr a nivel organizativo. ¿Cuáles son las razones o motivos? 

2.- Planteamiento de una cuestión: para llegar a la resolución de tareas, tenemos que exponer preguntas como ¿qué? ¿cuándo? ¿quiénes?

3.- Recopilación de hechos, evidencias, datos y todo tipo de información que pueda darnos una respuesta.

4.- Poner atención a las relaciones entre información o inferencias, las cuales nos proporcionarán claves. Hay que intentar abstraerse al máximo, ya que nuestro cerebro valida por defecto la información que es acorde a nuestras creencias preexistentes, y asimismo ignora la que las refuta.

5.- Identificar conceptos para no basarnos en suposiciones que sean falsas. 

Método de pensamiento analítico

En un entorno de equipo, todos dentro de él deben ser conocedores de cuál es el propósito de la empresa. Para que un equipo sea sólido, la misión de la organización debe estar identificada y ser clara. Cada persona dentro del equipo es la clave para que el engranaje continúe, y a la manera del pensamiento analítico, el análisis y el esfuerzo en cada parte nos conduce a la solución de la globalidad.

Para gestionar tu equipo de manera eficaz hay que ser conocedor de las habilidades y de los puntos de mejora de cada uno. También es primordial el uso del feedback y de la valoración de resultados. Esperamos que este artículo te haya resultado interesante y te animamos a seguir leyendo artículos sobre gestión de equipos en nuestro blog.