Tipos de personas: conoce a tu equipo para gestionarlo mejor

RRHH

Todos los días llegas a la oficina con el firme propósito de saca lo mejor de tu equipo de trabajo. Es tu misión como líder. Sin embargo, para poder tomar ese papel, hay un trabajo previo muy importante que debes completar: saber qué tipos de persona forman tu equipo. Esto es fundamental para motivarlos y lograr que cumplan las metas. ¿Eres el responsable de un equipo de trabajo? Si quieres conocer los tipos de personas que puedes encontrar en el ámbito laboral, para ayudarte así a conocer mejor a tus compañeros, sigue leyendo. 

Haz click y descarga el ebook gratis "Talento Empresarial"

Gestión de equipos: liderar grupos

Los encargados de liderar equipos de trabajo son aquellas personas que deben ser capaces de conducir al grupo hacia el éxito. Para ello, deben tomar las decisiones adecuadas, comenzando por la elección de los integrantes. Después, deben ser capaces de proyectar los roles y designarlos. Por supuesto, todo ello sin olvidar la faceta comunicativa.

Par lograr el éxito, un líder debe tener la máxima cantidad de información posible. Una de la más importante tiene que ver con los diferentes tipos de personas que forman el grupo. Un equipo de trabajo está formado por individuos, cada uno con una percepción de la realidad, habilidades, valores y conocimientos distintos a los demás. Es fundamental tener esto claro; ¡no se puede meter a todo el mundo en el mismo saco! 

Conocer individualmente al equipo exige un gran esfuerzo de flexibilidad y adaptación. Sin embargo, resultará mucho más fácil si lo primero que hace un líder es aplicar alguna técnica para conocer a cada una de las personas que están a su cargo, incluso después de haberlas reclutado.

Técnicas para conocer los tipos de personas que conforman un equipo

En nuestro entorno laboral existen muchas personalidades y modos de hacer las cosas diferentes. Podemos distinguir varios tipos de personas cuyo hábitat común es la oficina o el centro de trabajo. Para saber qué tipo de personas forman un equipo, los Recursos Humanos utilizan varias técnicas: test de personalidad, entrevistas personales o técnicas de grupo como la evaluación 360º.

El estudio de la personalidad es una de las tareas de la psicología. Un patrón de estudio muy conocido es el Modelo de los cinco grandes. Se trata de estudiar la personalidad a partir de cinco factores principales (cada uno de ellos está constituido por rasgos de personalidad más específicos):

  1. Apertura a la experiencia: tendencia a la búsqueda de nuevas experiencias, gusto por la estética y el arte. Su opuesto es la cerrazón al cambio, tendencia a la familiaridad y apego a la tradición.

  1. Responsabilidad: indica qué tan centrado esté la persona en sus objetivos, mide la disciplina, concentración.

  1. Extraversión: mide el grado en que la persona se muestra abierto con los demás y cómo se relaciona en contextos sociales.

  1. Amabilidad: este factor mide en grado en que la persona es respetuosa, tolerante y tranquila. Una persona amable confía en la honestidad de los demás, se muestra dispuesta a ayudar y asistir a quien lo necesite.

  1. Estabilidad emocional: este rasgo puntúa alto en los tipos de personas moderadas y sosegadas. El factor define el grado en que una persona afronta las situaciones complicadas de la vida. Las personas más tranquilas, lo harán de forma sosegada, sin sentir inclinación hacia la rabia o el enfado.

Es importante señalar que no existen tipos de personas puros, cada uno de nosotros somos una combinación de rasgos de personalidad en los que sobresalen más unos que otros. Para un líder es importante saber distinguir si algunos rasgos de la personalidad de su equipo resultan perjudiciales para el entorno laboral. De ser así, puede motivar el afloramiento de otros.

Una dinámica muy utilizada en la gestión de equipos de trabajo es la Evaluación 360º. Consiste en conocer cómo trabaja el equipo, si lo hace bien bajo presión, si existe compromiso, cómo es la personalidad de los integrantes, la productividad, el liderazgo… Lo más reseñable de esta técnica es que se logra a partir de la perspectiva de supervisores, compañeros de trabajo y subordinados. Todos participa en la evaluación y al cruzar datos se obtienen interesantes resultados.

Conociendo los diferentes tipos de personas y rasgos de personalidad que forman tu equipo, resulta más fácil observar y analizar las dinámicas del grupo. Conociéndolos podrás comunicarte mejor con ellos y ofrecerles las tareas para las que estén más preparados, personal y técnicamente hablando. Por no hablar de cómo esto aumenta la motivación. ¡Saca todo el partido a tu equipo y construye un buen clima laboral!