Una mala gestión del tiempo puede provocar estrés

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


La mala gestión de nuestro tiempo está detrás, según muchos expertos, de muchas situaciones de estrés, en especial las que tienen como principal causa el trabajo. Una mala planificación u organización de tareas, las distracciones excesivas y las pérdidas de tiempo continuas se acaban pagando. Las fechas de entrega se nos echan encima y entonces vienen las prisas y los nervios.

Claves para manejar el tiempo

Veamos algunos sencillos consejos que nos pueden ayudar a gestionar mejor nuestro valor más valioso, único y personal: nuestro propio tiempo.

Priorizar adecuadamente

Hay que saber distinguir lo importante y no solo dedicarse al urgente. De lo contrario, siempre estaremos apagando fuegos y no podremos trabajar con tranquilidad. Es una cuestión de organización y planficación, utilizando para ello el sentido y común y herramientas tecnológicas como las aplicaciones de productividad y las agendas electrónicas.

Delegar todo lo neceario

Una buena planificación de las tareas está muy ligado a delegar adecuadamente. Nadie es capaz de hacerlo todo, a tiempo y encima con calidad.

gestión estrés

 

 

Tomar las decisiones a tiempo

Dilatar la toma de decisiones importantes del trabajo nos hace consumir energías, trabajo extra y tiempo. Hay que acostumbrarse a tomarlas en el momento necesario, para que no nos molesten ni nos distraigan de otras actividades.

Ser proactivo

Aunque las cosas hay que meditarlas, tampoco es cuestión de darles vueltas eternamente. Muchas veces se pierde más tiempo pensando las cosas que haciéndolas. Ha que ser proactivos y reactivos.

Ser implacable con los ladrones del tiempo

Las nuevas tecnologías, y sobre todo internet, hacen que, hoy en día, existan muchísimas posibilidades de interrupciones, Son los temidos ladrones del tiempo y están a nuestro alrededor, en todas partes y activos las 24 horas del día. Los mensajes del WhatsApp, Facebook, Twitter y otras redes sociales y, por lo general, todo lo relacionado con internet, tienen la perniciosa facultad de hacernos perder el tiempo, en casa y en el trabajo, sin apenas darnos cuenta.

Pero se pueden combatir. Es posible ganar la batalla diaria contra las interrupciones y despistes y optimizar así tu tiempo al máximo. Para ello, nuestro primer consejo es que seas consciente e identifiques todo lo que te hacer perder el tiempo para, a partir de ahí, realizar labores de prevención.

Si sabes que los mensajes del móvil te distraen en exceso, puedes desconectarlo durante las horas de día en que necesitas una mayor concentración. Y lo mismo ocurre con internet, existen programas para que, de forma voluntaria, bloquees las páginas de ocio.

También es interesante, hacer un uso racional y planificado de las llamadas telefónicas y los correos electrónico, aunque sean de temas de trabajo. Es importante dosificarse en esta cuestión y dedicar un tiempo fijo al día, en función de las necesidades de cada cual, para la consulta, envío y contestación de mensajes.

No hace falta poner en práctica todos estos consejos de forma abrupta y de un día para otro. Solo que lo hagas de forma progresiva, sin radicalismos que te puedan crear también ansiedad, ya te servirá para gestionar mejor tu tiempo y estar más tranquilo y satisfecho contigo mismo.

 

Post relacionados:

Noticia
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE