Una medicina barata y eficaz que ayuda a reducir el riesgo de sufrir enfermedades crónicas

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


 bienestar laboralDado que más de un 70% del cuerpo es agua, no es una novedad que el consumo de agua tenga un gran efecto en nuestra salud. El cuerpo pierde agua diariamente, y ésta debe reponerse; de media, son 2.9 litros para los hombres, y 2.2 litros para las mujeres. Las investigaciones demuestran que las personas que no consumen una cantidad adecuada de agua tienen un mayor riesgo de tener enfermedades crónicas.

Además una ingesta adecuada de agua ayuda a mejorar el bienestar laboral de las personas tanto a largo plazo, como también de forma instantánea, allí donde se encuentren, ya sea en la oficina o en casa.

De acuerdo con el American Journal of Epidemiology, los factores de riesgo asociados con enfermedades coronarias se incrementan con la deshidratación. En la esta importante revista científica se firma que ingerir gran cantidad de agua es tan importante como el ejercicio físico, la dieta o no fumar, para la prevención de enfermedades.

  • Enfermedades coronarias. En un estudio reciente, las personas que bebían cinco o más vasos de agua por día redujeron el riesgo de enfermedad coronaria mortal en un 46% en los hombres y un 59% en las mujeres. Por el contrario, el consumo de otros líquidos se asoció con un incremento en el riesgo.
  • Cáncer. Estudios similares han hallado un vínculo entre la hidratación y ciertas formas de cáncer. Un estudio halló que el riesgo de cáncer de pecho se reducía en un 79% entre las mujeres que consumían regularmente cantidades adecuadas de agua. La deshidratación se ha relacionado con una serie de condiciones que afectan a la vejiga, la próstata y los riñones, incluyendo el cáncer y los cálculos renales.

Un estudio ha comprobado que los pacientes que normalmente no consumían suficiente agua (menos de 2.4 litros de agua al día) sufrían un mayor riesgo de acabar desarrollando algunas de las citadas enfermedades.

Según los resultados de otras investigación reciente, el riesgo de sufrir determinados tipos de cáncer disminuye con cada 240 ml de agua adicionales consumidos.

El mensaje queda claro, empezar a beber agua con mayor regularidad y abundancia, y hacerlo durante todo el día, también durante la jornada laboral, supone un cambio en el estilo de vida muy sencillo de realizar que cualquier persona puede llevar a cabo, y que sin embargo puede evitarles enfermedades graves, así como mejorar de forma considerable la calidad de vida y el bienestar de las personas.

Post relacionados:



Bienestar en la oficina
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE