El agua, un verdadero combustible de la felicidad laboral

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


felicidad en el trabajoEl agua es un verdadero combustible de la felicidad laboral, ya que funciona como la gasolina adecuada para hacer rendir los cuerpos de los trabajadores.

El agua tiene multitud de beneficios para el organismo, entre ellos y quizá los más llamativos, tiene 0 calorías, es baja en carbohidratos, no engorda, ayuda a reducir el apetito e interviene en la metabolización de la grasa.

Asimismo, el agua es esencial para la asimilación de los nutrientes. Durante el proceso de la digestión, los alimentos deben triturarse en pequeños trozos mediante una reacción química que necesita agua para llevarse a cabo. Un distintos órganos y sistemas del organismo que participan en este proceso como las glándulas salivales, el tracto digestivo, estómago u el páncreas, y todos requieren agua para funcionar con normalidad. Además, el agua es la encargada de transportar las vitaminas, minerales y otros nutrientes a todas células del cuerpo a través de la circulación sanguínea.

Sin embargo, la ingesta regular y suficiente de agua para satisfacer las necesidades hídricas del organismo debe ir acompañada de otro tipo de combustibles, como los que proporcionan los alimentos.

Una hidratación suficiente asociada a una nutrición inadecuada o insuficiente pueden suponer graves problemas para la salud de las personas y, por lo tanto, para la salud de las empresas.

Diferentes estudios demuestran que las personas que tiene malos hábitos alimenticios en el trabajo, estos pueden influir negativamente en su productividad.

Una nutrición inapropiada es, por lo tanto, una de las principales causas de enfermedades, por lo que una mala nutrición puede causar absentismo y una disminución considerable de la productividad.

A menudo, el tiempo que dedican los trabajadores para comer en el trabajo es limitado y no le dan la importancia que deberían darle. En este sentido, el empresario puede colaborar en que sus trabajadores sean más conscientes de la necesidad de alimentarse bien, y pueden ayudarles a mantener unos hábitos nutricionales saludables en el trabajo.

Basta con instalar máquina automática con una selección de comida sana: zumos, barras de cereales, yogures, fruta fresca, frutos secos, etc. Así, cuando un trabajador quiera reponer energías durante sus pausas, evitará ingerir comidas con un elevado contenido en grasas, como las que podría obtener de una máquina de snacks, y aprenderá a tomar fruta fresca como opción de tentempié.

Así, podríamos decir que el agua es el verdadero combustible en el trabajo, pero que debe ir acompañada de una nutrición adecuada y suficiente para conseguir una auténtica felicidad laboral dentro de una empresa.

Post relacionados:


Bienestar en la oficina
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE