Fuentes de agua, como agua de lluvia para mejorar el clima laboral

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


La pausa profesional puede verse de forma errónea como una pérdida de tiempo de los trabajadores, aunque en realidad, bien gestionada puede convertirse en todo lo contrario. La pausa profesional puede convertirse en un auténtico potenciador del clima laboral.

La creciente informatización de muchos puestos de trabajo o de muchas de las tareas diarias que se realizan en el ámbito laboral hace que los trabajadores adopten posturas sedentarias durante la mayor parte de la jornada laboral, posturas que a menudo acaban siendo poco cómodas y, sobre todo, perjudiciales para la salud.

En este sentido, es muy importante hacer varias pausas en la jornada laboral, en las que los empleados pueden beneficiarse de un momento de relajación y renovación, algo que, sin duda, mejora su productividad y eficiencia. Se ha comprobado que muchas lesiones y enfermedades causadas por una mal postura, por traumatismos repetidos o por la fatiga acumulada se podrían prevenir simplemente mediante la realización de pequeñas pausas en el trabajo.

Estos descansos de cuerpo y de mente, reducen la tensión física y el estrés mental, aunque para obtener el máximo provecho de ellos es importante que la persona aproveche para estirar las piernas o para realizar simples ejercicios físicos que les permitan relajar la musculatura y la vista.

Además de resultar un momento idóneo para realizar un poco de ejercicio, la pausa profesional también constituye un buen momento para promover la comunicación entre trabajadores, o entre empleados y empresario, y en definitiva, para fortalecer los lazos sociales dentro de la empresa y mejorar el clima en el entorno laboral.

Y un último, pero no menos importante, un beneficio que puede resultar de estas pausas laborales es, como se cita en el título del post, tener agua a mano, que puede ser como agua de lluvia para mejorar el clima laboral. Tener una fuente de agua a mano constituye una oportunidad perfecta para satisfacer las necesidades hídricas del organismo, y por esto resulta crucial que el empresario instale un dispositivo de este tipo en un lugar estratégico de la empresa, con el fin de que los empleados puedan beber el agua que deseen.

Una máquina de agua puede ser, sin lugar a dudas, auténtica agua de lluvia para la oficina y puede conseguir que los trabajadores aumenten con facilidad su bienestar individual, lo cual también repercute en su estado de ánimo y en una mejora del clima laboral en general y, por consiguiente, una mejora de su rendimiento.

En definitiva, estos descansos son beneficiosos tanto para la salud de la persona como para mejorar el ambiente de trabajo dentro de la empresa, lo que sin duda, ayuda a mejorar también los resultados financieros de la empresa.

Post relacionados:


Bienestar en la oficina
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE