Experiencias de personas que han adquirido dispensadores de agua para casa

Agua y Café

El agua embotellada ha vivido un crecimiento exponencial en los últimos años, sin embargo últimamente están entrando en nuestros hogares los dispensadores de agua para casa, los cuales se encuentran también en pleno auge y fase de crecimiento.

 

 

¿En qué consisten los dispensadores de agua para casa?

Después de la proliferación del agua embotellada, llega una solución más cómoda: los dispensadores de agua para casa.  Con este sencillo dispositivo, es posible disponer de agua a domicilio mineral de forma cómoda, fácil, sencilla y medio ambientalmente responsable, a la temperatura que queramos y sin tener que preocuparnos de reponer las botellas o garrafas constantemente.

Los buenos resultados de este servicio han hecho popular esta forma de consumo de agua mineral. Veamos sus características principales:

  • Se trata de un dispositivo bastante simple compuesto de dos módulos: un bidón de agua en la parte superior, que se instala de forma invertida, y una base o pedestal en la inferior.

  • El pedestal lleva incorporado uno o varios surtidores. Normalmente son dos: de uno sale el agua a temperatura ambiente y del otro fría. Algunos modelos permiten la incorporación de un surtidor de agua caliente para poder prepararse infusiones.

  • En la mayoría de los casos los bidones son de policarbonato, un material transparente, higiénico y resistente a los cambios de temperatura. También preservan el sabor y olor originales del agua. Son reciclables y reutilizables, por lo que contribuyen a reducir la emisión de residuo plástico.

  • Cuando el agua se termina, sólo hay que quitar el bidón vacío y cambiarlo por otro lleno.

  • Al contratar el servicio de agua a domicilio, la empresa se suele ocupar de reponer los bidones de agua y substituirlos.

Conoce la opinión de otros usuarios sobre las fuentes de agua domésticas

Si te estás planteando adquirir un bidón de agua para tu hogar, estás de enhorabuena. Ya que desde Agua Eden te traemos algunas experiencias de personas que han adquirido dispensadores de agua domésticos. No cabe duda de que sus opiniones te van a resultar de inestimable ayuda para acabar de decidirte.  

“Hay una notable diferencia en el olor y sabor del dispensador en comparación con la del grifo"

Muchos clientes nos comentan que, a simple vista, no se percibe una gran diferencia entre el agua del grifo y el agua mineral, sin embargo prefieren la segunda porque es más saludable.

Si tienen que comparar el agua embotellada con la del dispensador de agua para casa nos dicen: “Se nota un poco de diferencia en el sabor. No es mucha, pero sabe mejor. Al agua del grifo le notas un sabor un poco fuerte. El agua del dispensador no tiene sabor, es agradable” nos comentan. Pero lo cierto es que la diferencia es notable en aspectos como el olor y el sabor. Esto se debe principalmente a la carencia de cloro y otros desinfectantes necesarios para potabilizar el agua de consumo de red.

proceso embotellado

“Al menos sabes que el agua no tiene cal”

El agua del grifo arrastra múltiples impurezas y sustancias. La cal es algo que nos preocupa por encima de todo cuando pensamos en beber del grifo. ¿Tendrá algún residuo de las tuberías? La duda siempre nos asalta, y es normal. Por ello muchas personas tienen en su cocina un filtro en el grifo, una opción para disponer de agua filtrada en casa. Los filtros de carbón activado eliminan parte del mar sabor y mal olor del agua, principalmente debidos al cloro en el agua de red que la hace potable.

“Hay gente que tiene dispensadores de agua para casa, yo con un filtro estoy bien. La verdad es que ya me he acostumbrado a tomar el agua del filtro y ahora me parece que el agua del grifo tiene un sabor raro. Al menos sabes que el agua que tomas no tiene cal, que ya es mucho.”  

Sin embargo, esta apreciación sobre los filtros domésticos y la cal no sería del todo correcta.  

“Es más caro beber agua mineral que beber del grifo, pero vale la pena”

Sin duda, consumir agua mineral o de manantial sale más caro que beber agua de un grifo. El agua mineral procede de manantiales protegidos, y ha pasado minuciosos procesos de depuración y desmineralización, además de controles de calidad. El resultado es un agua libre de toda impureza que conserva todas sus propiedades: un agua pura de mineralización débil. Se ha demostrado que es el agua más saludable, y su creciente consumo por encima del agua del grifo demuestra el compromiso general con los hábitos saludables.

Nos dicen: “es más caro beber agua mineral, claro... […] pero vale la pena. El agua del grifo a veces sabe raro; para tomarla alguna vez, vale, pero no siempre. Se pueden comprar botellas y garrafas, pero personalmente prefiero el dispensador de agua para casa porque así todos bebemos agua mineral sin problemas y no tenemos que controlar si se acaban las garrafas.”

“Es ideal para las personas mayores que ya no pueden cargar garrafas por sí mismas”

El principal beneficio de tener un dispensador de agua en tu hogar es la comodidad de disponer de agua mineral sin salir de casa. Para los más pequeños o los más mayores, poder tomar agua con solo poner un vaso bajo el grifo del dispensador puede marcar una gran diferencia. “Mi abuela ya no puede cargar garrafas de agua y por eso tiene que ir siempre alguien de la familia a hacerle el favor de comprarle garrafas de agua y llevárselas a casa. Al final le pusimos un dispensador de agua y nos va mejor, porque la empresa le llevó la máquina a casa y también le traen las garrafas cuando se le acaban”, nos comentan.

Ventajas adicionales de disponer de agua a domicilio

Como has comprobado cada usuario y familia tienen sus razones particulares para preferir el consumo de agua mineral en lugar de agua de grifo. A todas ellas podemos sumar otros aspectos positivos como:

  • Un servicio de agua a domicilio te ayuda a estar hidratado. La hidratación es muy importante, sobre todo en los meses más calurosos. Disponer en todo momento de agua mineral natural contribuye a que disfrutes de una vida más saludable.

  • Ahorra tiempo. Es una molestia tener que cargar garrafas de agua desde el establecimiento hasta casa después de una larga jornada laboral. Y para todas aquellas personas que trabajen desde su domicilio es realmente práctico tener una opción como esta.

  • El funcionamiento de una fuente de agua doméstica es sencillo y práctico. Solo es necesario colocar un vaso debajo del grifo, presionar un botón y aguardar tranquilamente a que se llene de agua mineral.

  • La higiene y conservación está asegurada. El aparato ocupa poco espacio, es fácil de limpiar y mantener. Basta con quitar el polvo con una bayeta húmeda.

  • La empresa se encarga de todo. Realiza la instalación, entrega y repone los bidones. El usuario no tiene que preocuparse de quedarse sin agua mineral en casa.

  • El servicio de entrega de agua a domicilio es de calidad. Se adapta a tus horarios y necesidades. También puedes contactar con atención al cliente y pedir que calculen la cantidad de agua que necesitas mensualmente.

  • Su precio es muy competitivo. Un ejemplo es la oferta para autónomos, el Pack XS de Agua Eden, que ofrece por 0,50€ al día, la fuente y un bidón de 18.9L cada mes.

En los últimos años, el consumo de agua mineral se ha disparado con respecto al consumo de agua del grifo. La creciente conciencia acerca de la importancia de consumir agua de calidad para un mejor estado de salud ha llevado a muchas personas a confiar en este servicio y han adquirido un dispensador de agua para su hogar; solicita información y empieza a disfrutar de la mejor forma de hidratación en la actualidad.