La Dra. Raquel Nogués ofrece las claves para llevar una dieta equilibrada

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


No es posible llevar una alimentación equilibrada ni hacer una dieta adecuada si «antes no se compra bien, es decir, tener a nuestra disposición en la nevera los alimentos que van a integrar una dieta», opina la Dra. Raquel Nogués, especialista en dietética y nutrición.

¿Cómo planificar los menús?

Lo primero que se ha de tener en cuenta a la hora de planificar los menús y hacer la compra es el número de miembros de la familia que comen en casa, a qué horas, edad de los niños, si al mediodía comen o no en el colegio, etc.

Para la Dra Nogués un buen truco que resulta de utilidad para muchas personas consiste en «coger como referencia el menú escolar y sobre este, planificar las cenas. Mi recomendación es hacer un esquema básico semanal e ir cambiando los alimentos. Por ejemplo, si disponemos que el jueves tomaremos pescado, una semana puede ser merluza, otra salmón, etc.». Otro aspecto a tener en cuenta es intentar unificar los menús, siempre que sea posible, para toda la familia.

dieta equilibrada

A la hora de comprar los distintos alimentos, es importante  «hacerlo en la cantidad adecuada para los miembros de la familia. En mi consulta veo frecuentemente que los papás planifican muy bien los menús de sus hijos, pero luego para ellos, una vez los niños están en cama, se preparan cualquier cosa». Para la especialista en nutrición esta actitud es un gran error.

Siempre que sea posible la familia debe hacer al menos una comida al día juntos y comer lo mismo. De esta manera, es más fácil que, sobre todo los niños, acepten comer aquellos alimentos que no les gustan tanto, al ver que sus padres también los toman.

Descárgate el ebook: "Cómo mantener una dieta equilibrada comiendo de tupper"

La relación entre la planificación y el peso

Sin lugar a dudas, si se planifican bien los menús es mucho más fácil hacer una dieta más variada y saludable. Esta será más sana porque nos permitirá, a lo largo de la semana, introducir todos aquellos alimentos que debamos tomar.

De esta manera evitaremos improvisar, lo que suele ser sinónimo de comer pasta, pizza o bocadillo, alimentos caracterizados por poder repercutir en un aumento de peso si se consumen en exceso,

Para cenar, la Dra. Nogués recomienda «aquellos alimentos más ligeros y sobre todo con cocciones más sencillas: sopas, ensaladas, verduras, pescado, tortillas. La preparación será a base de plancha, horno, fritos ligeros, pero en cualquier caso evitando salsas, sofritos o guisos».

¿Qué falta en nuestros menús?

En general, los alimentos que más nos cuesta comer son las frutas, verduras, legumbres y pescado, por un tema de gusto o por ser más complicados de comprar. La especialista en nutrición recomienda «elegir preferentemente alimentos frescos y de temporada».

Un tema especialmente preocupante es el de los desayunos. Existe una gran parte de la población, tanto niños como adultos, que no desayunan adecuadamente. Bien porque simplemente no toman nada o bien hacen un desayuno insuficiente. Un ejemplo de desayuno adecuado sería este: bocadillo con jamón, café con leche semidesnatada y macedonia de frutas.

También se puede comer saludable en el trabajo

Por supuesto, también se puede comer sano en el trabajo. El truco está en planificar los menús que se toman en casa conjuntamente con los del trabajo, buscando la variedad, tanto de gustos como de tipo de alimentos, y tratando de compensar en la cena lo que no tomamos en el tupper.

Post relacionados:

alimentacion tupper
Noticia
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE