¿Por que es tan recomendable beber 2 litros de agua al día?

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


En condiciones normales, un ser humano pierde cada día aproximadamente dos litros de agua entre el sudor, la respiración y la orina, lo cual significa que estos dos litros deben ser recuperados a diario. Y la manera más sana de hacerlo es ingiriendo agua.

La importancia de una óptima hidratación

Si no la bebemos la cantidad suficiente seguramente dejaremos de obtener los beneficios de una buena hidratación:

  • Una hidratación óptima nos aporta la energía suficiente para rendir en nuestras actividades diarias, manteniendo siempre el nivel óptimo de alerta y concentración.
  • Aumenta la energía del cuerpo, mejorando las capacidades físicas e intelectuales.
  • Se eliminan las toxinas y los productos de desecho que el cuerpo no necesita.
  • Reduce el riesgo de sufrir ataques de corazón y previene algunos tipos de cáncer.
  • Mejora la digestión y evita el estreñimiento.
  • Alivia los síntomas de  fatiga.
  • Ayuda a mantener la piel más tersa y radiante.
  • Sirve para mantenernos lúcidos, despiertos y con un alto grado de concentración.
  • Ayuda a adelgazar, puesto que hace que nuestro metabolismo funcione de un modo más eficaz.

 

 

La ingesta suficiente de líquidos, siendo el agua el más recomendable, es indispensable para estar siempre bien hidratados y así poder mantener el tono adecuado y un nivel saludable tanto en el plano físico como en el mental. Siendo muy  importante beber agua  incluso cuando no se tiene sed.

beber 2 litros de agua al día

Estar hidratados también es totalmente necesario para no sentirnos fatigados y afrontar con garantías el desgaste físico provocado por el trabajo y otras actividades. La explicación es muy sencilla: si no tenemos suficiente agua en el cuerpo, obligamos al corazón a tener que trabajar más para bombear la sangre oxigenada a los principales órganos y a todas las células de nuestro cuerpo. Y esto provoca que nos sintamos excesivamente cansados todo el tiempo.

 

Hidratación y productividad laboral

Como hemos visto, la hidratación no solo influye en el cuerpo, sino que es también importantísima para el óptimo funcionamiento de nuestra mente. Además, una pequeña deshidratación, aunque sea solo de un 2 ó 4%, ya es suficiente para afectar negativamente en la capacidad de concentración, provocando incluso dolores de cabeza y hasta mareos.

Una buena hidratación ayuda a estar en constante alerta, disminuye la posibilidad de cometer errores y facilita la concentración. Además, ayuda a mantener un buen estado de ánimo y una actitud positiva ante los problemas y esfuerzos necesarios para superar los obstáculos del día a día.

También hay que tener muy en cuenta que no es necesaria  la realización de un ejercicio o esfuerzo físico intenso para sufrir un déficit de hidratación. En realidad, aun estando en estado de reposo se corre el peligro de que el organismo baje su nivel de hidratación, debido a que los órganos siguen consumiendo los líquidos que componen  los tejidos.

Por los motivos expuestos anteriormente, la instalación de fuentes o dispensadores de agua es, por lo tanto, una magnífica inversión para aumentar la productividad de los empleados, tanto si hacen esfuerzo físico como mental, puesto  que los que se dedican a trabajos de oficina, también pueden, en algún momento, tener algún problema de insuficiente hidratación que afecte a su rendimiento o bienestar.

 

Post relacionados:

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE