¿Qué es el ozono y por qué es necesario su control?

Bienestar y salud

Nuestro planeta está repleto de gases imprescindibles para la vida. Algunos de ellos tienen una gran presencia, mientras que otros solo aparecen en pequeñas cantidades. En este artículo queremos hablar de un compuesto esencial, siempre en el lugar y proporción adecuados. Veamos qué es el ozono y cómo nos protege, a la vez que puede llegar a perjudicar.

Haz click y descarga el ebook gratis "Team building en la motivación laboral"

Qué es el ozono

El ozono es un gas compuesto por tres moléculas de oxígeno (O3). Forma una capa protectora por encima de la atmósfera que recubre la tierra, haciendo de filtro contra los rayos mas perjudiciales del sol.

En ese espacio, la estratosfera, el ozono absorbe la inmensa mayoría de radiación, dejando pasar solo una parte muy pequeña. Lo justo para que vivamos en nuestro planeta. Si no hubiera ozono, no existiría ninguna forma de vida en la tierra.

No obstante, cuando este gas aumenta en el aire que respiramos, puede llegar a convertirse en un veneno.

¿Cómo puede ser peligroso el ozono?

La formación de ozono en la zona que habitamos procede de una serie de reacciones químicas, determinados gases que al contacto con la luz del sol se convierten en O3. Algunas de estas emisiones son naturales, mientras que otras se deben a la mano del hombre, como los óxidos de nitrógeno,

El problema parte de qué es el ozono cuando está a nivel de la corteza terrestre. En este caso es un responsable del efecto invernadero, además de producir dificultades respiratorias, alergias y problemas en el sistema inmunitario, entre otros.

Un adulto sano puede sufrir estos efectos, aunque la población con mayor riesgo son enfermos pulmonares, niños, ancianos y gente que pasa mucho tiempo al aire libre realizando distintas actividades.

Además, el exceso de ozono hace que las plantas no puedan realizar de forma adecuada su función de fotosíntesis.

¿Cuáles son las fuentes de contaminación más frecuentes?

Los elementos que pueden hacer que se produzca ozono tienen diversas procedencias:

  • Emisión de motores (automóviles, motocicletas, camiones, etc).
  • Sistemas domésticos de calefacción.
  • Plantas energéticas.
  • Soldaduras, transformación de determinados compuestos como el peróxido de nitrógeno y otros procesos industriales.
  • Lámparas de luz ultravioleta.

Cómo protegerse de las emisiones de ozono

Una vez sabido qué es el ozono y sus efectos, lo mejor es mantenerse al día con los niveles existentes. Como norma general se puede conocer el nivel de ozono en diversas zonas, y cuando este llega a niveles por encima de los 120 µg/m3, es importante comenzar a tomar medidas.

La exposición debe limitarse, e incluso es probable que se recomiende no salir fuera más tiempo del imprescindible.

Hacer ejercicio en las horas centrales, sobre todo durante los meses de más calor, puede hacer que nuestros pulmones respiren mayor cantidad de ozono. Por ello, conviene evitarlo.

Algunas formas de prevenir la contaminación por ozono

Hay algunas medidas que todos podemos aplicar para contribuir a que el ozono no aumente:

  • Potenciar el ahorro de energía.
  • Mantener el motor y los neumáticos del vehículo en niveles óptimos.
  • Reducir el uso de medios de transporte cuando no es necesario.
  • Repostar cuando está anocheciendo.
  • Usar el transporte público o medios que no contaminen.
  • Poner el aire acondicionado a una temperatura de 25 grados durante todo el año.