Una dieta saludable en el trabajo para una mejora empresarial continua

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


 

mejora continuaSegún datos oficiales de la OMS (Organización Mundial de la Salud) una nutrición adecuada puede aumentar la productividad de los empleados hasta un 20%. Por este motivo uno de los factores más importantes en la salud de los empleados es su nutrición. Así, para mantener la salud de los empleados y, por consiguiente, mantener también saludable el rendimiento y eficiencia de la compañía y mejorar día a día como empresa, tiene sentido preocuparse por la nutrición de los empleados.

La gran mayoría de desórdenes y enfermedades de los trabajadores se pueden prevenir: la nutrición es el factor más modificable después del tabaco. De acuerdo con la OMS, existen evidencias científicas que corroboran la idea de que la dieta tiene grandes consecuencias en la vida y salud de las personas.

Además, también está científicamente probado que dieta no solo influencia en la salud del presente y en el estado general de la persona durante un día o un periodo limitado de tiempo, sino que a la larga puede llegar a determinar si una persona tendrá más o menos probabilidades de desarrollar enfermedades tan graves como el cáncer, problemas cardiovasculares o diabetes en un futuro.

En base a este conocimiento, todos los directores de empresa deberían tener en mente que cuidando la alimentación de sus trabajadores día a día, se aseguran de mantener su salud presente, pero también están sentado las bases para tener unos trabajadores sanos el máximo de tiempo posible. Así, mejorando la dieta de los trabajadores mejoran de forma constante y permanente su rendimiento como empresa.

En este sentido, para mejorar la nutrición, y la salud, de sus empleados, los empresarios pueden aplicar sencillas medidas tales como:

  • Instalar un microondas para que los empelados puedan llevarse su comida de casa y puedan elegir alimentos más sanos.
  • Contratar un servicio de distribución de fruta fresca para que los trabajadores puedan comer una pieza a media mañana o media tarde, sin duda el snack más saludable. O también, en empresas más grandes, incluir una oferta más amplia de alimentos saludables en la cafetería de o en las máquinas expendedoras.
  • En definitiva, hacer hincapié a los trabajadores en la importancia de una dieta balanceada que incluya alimentos ricos en agua (frutas y verduras) puede suponer una mejora continua para ellos y para la empresa.

Post relacionados:



Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE