Botellas de plástico: información y análisis

Bienestar y salud

Las botellas de plástico son productos bastante nuevos para el ser humano, ya que estos materiales se incorporaron a la civilización en la segunda mitad del siglo pasado. Hoy se emplean con mucha frecuencia en casi todos los sectores industriales, debido a que el plástico es un material versátil, fácil de fabricar y con un coste de producción muy bajo. Además de resistir muy bien los factores ambientales como la humedad, la luz o la temperatura.

Haz click y descarga el ebook gratis "Cenas Sanas"

Un producto con menos de un siglo de historia

Si echamos la vista atrás, nos damos cuenta de que los plásticos no existían hace 100 años. Sin embargo, hoy son el compuesto principal de casi todos los productos que tenemos.

De hecho, la producción de botellas de plástico está llegando a unos niveles preocupantes, ya que se calcula que si no se frena, en 2050 habrá más piezas de plástico que peces en los océanos.

La resistencia de las botellas de plástico, una ventaja que puede suponer un problema

Tan solo en el año 2016 se vendieron 480 mil millones de botellas. Esta cifra supone que cada minuto se vendió un millón de botellas de plástico, y todo apunta a que la cifra va en aumento. Estos niveles de producción llevan a causar un grave problema para el medio ambiente, precisamente por una de las virtudes de este material, su gran resistencia a los elementos.

Conscientes de que es necesario hacer algo, la UE ha destacado la necesidad de frenar de un modo efectivo el problema que suponen los plásticos en nuestra sociedad. Uno de los más importantes son las botellas de plástico, que se comercializan en todos los supermercados y se sirven en no pocos restaurantes, sin tener en cuenta el impacto que se está generando al medio ambiente.

En 2021 se prohibirán los plásticos de un solo uso

El aumento de los microplásticos en la cadena trófica demuestra que los plásticos de un solo uso no son solo un problema de contaminación. También están poniendo en peligro nuestra propia existencia.

Estos son algunos datos a tener en cuenta:

  • El 85 % de la basura que hay en los mares son plásticos.
  • En Europa, solo se recicla el 30 % del plástico que se utiliza.
  • El coste que producen los daños al medio ambiente en la UE para el año 2030 se calcula que serán unos 22 mil millones de €.
  • El 70 % de los residuos marinos son artes de pesca perdidos o abandonados, y alrededor de 10 productos de un solo uso, como las botellas de plástico.

Plásticos que se prohibirán

En 2021 estarán prohibidos los siguientes plásticos:

  • Vasos, platos y cubiertos
  • Palos para globos
  • Bastoncillos, excepto los destinados a uso sanitario
  • Bandejas y envases de comida de poliestireno expandido, conocido como “corcho blanco”
  • Plásticos que se descomponen en contacto con el oxígeno.
  • Determinados tipos de poliestirenos

Cosas que se pueden hacer ahora para reducir el impacto de los plásticos

Si quieres contribuir desde ahora en la reducción del uso de plásticos, empieza por eliminar estos todo lo que puedas. Por ejemplo, no utilices productos de un solo uso, como bolsas o vajilla de plástico. Y si lo haces, que sean biodegradables.

  • Si utilizas botellas de plástico, mejor que sean reutilizables. También cuando estés fuera de casa, rellenando la botella cuando compras bebida para llevar.
  • Comprar a granel es otra forma de reducir el uso de plásticos. Lleva tus recipientes y que te guarden la comida en ellos. Además, suele ser más barato y reduces el desperdicio, porque compras solo las cantidades que necesitas.
  • No uses productos de cosmética que contengan compuestos plásticos. En su lugar apuesta por otros naturales.
  • Si bebes agua embotellada, mejor que sea procedente de dispensadores con botellas que la empresa recoja, reutilice y recicle cuando su vida útil haya terminado. O bebe agua del grifo.
  • Deja de lado los juguetes de plástico. En su lugar, elige juguetes de madera para los pequeños de la casa.
  • No uses artículos desechables como maquinillas de afeitar o cepillos de dientes. En su lugar, pásate a la afeitadora eléctrica o a los cepillos de dientes de bambú.

Si empiezas por aquí, en 2021 te será más fácil vivir sin plástico.