¿Qué podemos hacer para una correcta gestión y eliminación de residuos?

Responsabilidad social corporativa

El problema de la eliminación de residuos ha llevado a distintos organismos a tomar medidas para mejorar el estado del medio ambiente. De hecho existe una ley que define la gestión de los residuos que generemos, tanto si somos industria como a nivel particular.

Haz click y descarga el ebook gratis "Team building en la motivación laboral"

Conceptos que envuelven la gestión de residuos

Existen 5 pautas en el proceso de eliminación de residuos, cada una de ellas con sus particularidades:

- Prevención

La prevención es adoptar medidas con las que aprovechar al máximo los materiales, reduciendo los residuos y alargando la vida útil del producto terminado. También aplica al estudio del impacto sobre el medio ambiente y la salud, con el fin de evitarlo y eliminar en la medida de lo posible todo lo que sea perjudicial.

- Preparación para la reutilización

Este paso se asegura de que todo aquello que se convierta en un residuo pueda ser aprovechado sin necesidad de transformarlo. Si se limpia o repara y puede seguir teniendo uso, no hará falta desecharlo.

- Reciclado

El proceso de reciclado de productos es el tratamiento de los materiales para recuperarlos y transformarlos, bien para el mismo uso o como otro tipo de productos realizados con el material obtenido.

- Otras valoraciones

El reciclado solo abarca los residuos que pueden ser recuperados y vueltos a utilizar, pero no otros como los restos procedentes del consumo de combustible y similares. Su objetivo es buscar el aprovechamiento en otros sectores, antes de proceder a la eliminación de residuos.

- Eliminación de residuos

Cuando no hay opción de recuperar o reciclar determinado residuo, se procede a la eliminación en condiciones adecuadas, para evitar que genere contaminación o afecte de algún modo.

La eliminación de residuos en Europa

Europa genera un kilo de residuos por persona y día, lo que puede parecer poco, pero supone en tan solo en un año, el continente genera 200 millones de toneladas de residuos.

Sin embargo, el mayor problema no es el residuo en sí, sino su impacto en el medio ambiente y en la salud de las personas. La mayoría de vertederos legales están llegando al límite de su capacidad, por no hablar de los que no están autorizados ni controlados.

Cuando se procede a la eliminación de residuos por incineración, se generan compuestos tóxicos y metales pesados que pasan al aire. Para evitarlo se instalan filtros, que son muy caros y terminan también en vertederos.

Si seguimos a este ritmo, el impacto ambiental producirá un colapso, que hará inviable la vida en la tierra.

Las 3R: una solución para gestionar y eliminar los residuos

Es curioso que estando en una época con tantos avances, la solución para una gestión adecuada venga de nuestros ancestros. Ellos no tenían una política ambiental de gestión, pero no la necesitaban.

Antes de vivir en las condiciones en las que estamos, las familias aprovechaban al máximo los materiales que adquirían. Solo se tiraban cuando era imposible reutilizarlo en cualquier caso. Y lo normal era que aún así se convirtiera en abono para los huertos domésticos.

Teniendo en cuenta esto, se ha desarrollado el principio de las 3R: reducir, reutilizar y reciclar. Todos sabemos en qué consisten, y si aplicamos en nuestras vidas, al igual que en nuestras actividades comerciales, este principio, podremos mejorar tanto nuestra calidad de vida ahora como la de futuras generaciones.