Plan de gestión de residuos: Cómo hacerlo y cuál es su objetivo

Gestión empresarial

La correcta gestión de los residuos está sometida a la ley en materia de medio ambiente. En ella se indican las responsabilidades de cada uno de los agentes implicados en esta cadena, identifica cada tipo de residuo y establece el procedimiento para desarrollar un plan de gestión de residuos adecuado.

El plan de gestión de residuos es un informe que muestra cuáles son los medios y las condiciones con las que se llevará a cabo dicha gestión, en función de la actividad a la que pertenecen.

Haz click y descarga el ebook gratis "Ergonomia en el trabajo"

Pasos para realizar un plan de gestión de residuos

El proceso de elaboración de un plan de gestión para residuos está formado por varios pasos importantes. Cada uno de ellos aporta información y define la línea de acción a tomar:

  • Identificar y cuantificar qué residuos son los que se generan, dependiendo de la industria a la que se pertenece. De este modo se puede ver el tipo de residuo, cuánto y cómo aplicar las medidas adecuadas, en función de la peligrosidad que tengan.
  • Conocimiento de las leyes aplicadas a cada caso. Es imprescindible identificar qué normativa incluye a la empresa y su relación con la gestión de residuos. Esta normativa puede tener varios ámbitos; comunitario, estatal o autonómico.
  • Llevar un registro y un seguimiento de las retiradas de producto y qué residuos se han generado.
  • Actuar en todo lo necesario para cumplir todos los requisitos legales que aplican al sector en concreto.
  • Marcar los objetivos del plan de gestión de residuos de un modo claro. Tiene que conocerse el modo de reducirlos, el impacto que generan al medio ambiente y la salud de quienes trabajan en la empresa.
  • Realizar acciones para verificar la integración en el proceso de este plan. También implementar sistemas que permitan evaluar cómo y hasta dónde se alcanzan los objetivos.

Anexos en el plan de gestión

Además de estos puntos, el plan de gestión de residuos debe contar con anexos detallados con información práctica. Por ejemplo, planos de todas las instalaciones o informes financieros sobre la inversión que se prevé a lo largo del tiempo.

Objetivos de elaborar un plan de gestión

Como empresas comprometidas con la correcta gestión y eliminación de residuos, los objetivos del plan deben estar muy bien definidos. No solo a nivel ambiental, sino también de productividad y desarrollo:

  • Lograr un mejor funcionamiento de la compañía. Cuanto más integrado esté el plan en el proceso productivo, mayor será el rendimiento.
  • Reducción de costes, tanto en la producción como en otros puntos relacionados con ella, como la reutilización o el reciclaje.
  • Mejoras en el proceso de producción.
  • Reducción o eliminación de los residuos que se generan.
  • Un impacto ambiental lo mínimo posible, revisando en todo momento si aún puede reducirse más.
  • La garantía de salud y bienestar de quienes trabajan en las instalaciones, así como el buen estado de estas.
  • Un estricto cumplimiento de la ley en materia de medio ambiente, gestión y eliminación de residuos. Tanto peligrosos como de nula peligrosidad.

La elaboración de un plan de gestión de residuos es importante porque la práctica totalidad de actividades productivas generan alguno. Por ello, es esencial conocer cuáles son y cómo actuar con el fin de que no se conviertan en un problema para el planeta. Es un paso más hacia empresas más responsables y concienciadas.