Las fuentes de agua fría: la mejor solución para disponer de agua refrigerada de manera continua y económica

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


Especialmente en los días calurosos, disponer de agua fría en el lugar de trabajo de forma continua y cómoda permite que los empleados se hidraten adecuadamente, al tiempo que adquieren una sensación de frescor que incide directamente en su bienestar, estado de ánimo y capacidad de trabajo. La mejor solución para esta necesidad son las fuentes de agua fría.

Aunque existen diversas posibilidades, las fuentes conectadas directamente a la red pública son las más prácticas, cómodas y económicas. Funcionan a modo de surtidor, cuya potencia y altura suele ser regulable y generalmente se instalan junto a la pared, sin que lleguen a ocupar más de un metro cuadrado.

fuentes de agua fría

La característica más importante y ventajosa de estas fuentes es que disponen de unos filtros que aseguran un sabor excelente, evitan suciedades y malos olores y eliminan partículas, bacterias, exceso de cloro o cualquier otro elemento nocivo.

El sabor del agua es prácticamente el mismo que el del agua mineral y con idénticas garantías de calidad y seguridad, siempre que tanto la instalación como el mantenimiento de las mismas sea realizado por personal especializado.

Consejos a la hora de elegir una fuente

Para sacar el máximo provecho de estas fuentes es necesario tener en cuenta determinados detalles técnicos, así como elegir el tamaño, material o diseño más adecuado a las necesidades de cada lugar de trabajo:

  • Regulación de la temperatura. Es importante que la temperatura del agua se pueda graduar fácilmente mediante un termostato. Lo recomendable es regular el agua entre diez o doce grados, de esta forma se crea una suficiente sensación de frescor que sirve para complementar el poder hidratante del agua sin que se produzca un choque térmico. Esta situación tiene lugar cuando hay una excesiva diferencia de temperatura entre el agua procedente del exterior y el interior del organismo de quien la ingiere, pudiendo causar molestias o problemas de salud como irritación de las mucosas del esófago.
  • Adaptación a personas con minusvalía. Si se prevé que el agua va a ser usada por personas con alguna minusvalía es necesario poner atención en el tipo de pulsador (pedal, manilla o llave rotatoria), seleccionado el que vaya a resultar más cómodo y sencillo de accionar. Otra solución muy eficaz es instalar una fuente de sobremesa, ya que están especialmente concebidas para personas con discapacidades físicas.
  • Material externo o diseño. En el diseño de este tipo de fuentes debe primar, sobre todo, la funcionalidad y la resistencia. La mayoría son de acero inoxidable cromado, pero algunos fabricantes ofrecen también una cierta gama de colores y formas.
  • Resistencia y seguridad. Si la fuente se va a colocar en el exterior o en un lugar público, conviene elegir modelos robustos y resistentes e incluso con algún tipo de sistema integrado que evite usos inapropiados o actos vandálicos.

Agua Eden, empresa de referencia en soluciones de dispensación de agua, café y otros productos de vending para la oficina y el hogar, dispone de una amplia variedad de fuentes. Algunos de sus modelos destacan por sus funcionalidades adicionales, como la posibilidad de disponer también de agua caliente para preparar cafés o infusiones o diferentes tipos de filtración según la dureza del agua de cada zona.

Post relacionados:


Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE