Agua para oficinas: garantía de salud

agua para oficinas
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

La hidratación durante las horas de trabajo es fundamental para mejorar el rendimiento. En algunos sitios es fácil acceder a agua potable, aunque en otros puede suponer un problema. Además, hay lugares en los que el agua del grifo no es la más recomendable, por lo que se impone contar con otro modo de proporcionar agua para oficinas en horas de trabajo.

Hay quien no considera necesario beber agua mientras están trabajando. Tal vez porque sus tareas no parecen tener un nivel alto de deshidratación. Sin embargo, hay varias razones por las que interesa disponer de un suministro de agua. Estas son algunas de ellas.

 

El agua para oficinas estimula la concentración

A menudo el estrés hace que perdamos la capacidad de concentración. Sin embargo no es solo porque nuestra mente se cargue, sino también por falta de hidratación. Tomar un vaso de agua regularmente ayuda a concentrarse, mejorando la capacidad mental de quienes tiene un trabajo que exija mucho del cerebro.

 

Reduce las pérdidas de tiempo en el trabajo

Si se tiene sed y no hay una fuente de agua para oficinas cerca, será necesario buscar una alternativa. Acercarse a una tienda o al bar de abajo puede ser una solución, pero siempre se pierde más tiempo del necesario. Unos minutos conversando con el camarero o el tendero, cruzarse con alguien antes o después de comprar la bebida y muchas otras razones están en la lista.

 

Haz click aquí y descarga el ebook gratuito: "Agua, bienestar y salud"

 

El resultado de perder tiempo es menos eficiencia en el trabajo y aumento de los nervios por tener que entregar algo a tiempo. Con agua para oficinas simplemente hay que acercarse al surtidor y servirse, para continuar haciendo lo que corresponde de inmediato.

 

Ayuda a la salud

El agua es el mejor método para depurar los riñones. Sobre todo si se trata de un agua de baja mineralización. Ayuda al organismo a eliminar toxinas y potenciar el metabolismo. Lo que se traduce en un mejor estado de salud y bienestar. Y qué decir tiene que cuanto mejor nos sintamos, más agradable serán las jornadas de trabajo.

No solo es una ventaja a corto plazo. Cuando estamos bien hidratados, nuestro cuerpo funciona mejor y se evitan ciertos problemas de salud que pueden surgir más adelante. Por ejemplo, problemas de estómago, dolencias relacionadas con las articulaciones, etc.

También es una ayuda para la digestión. Si hay una zona de descanso en la que se para para comer, un dispensador de agua para oficinas es el complemento perfecto para sentirse menos pesado y trabajar mejor después.

 

Una inyección de energía

Cuando el cuerpo no está bien hidratado, el nivel de energía baja. Y lo hace a un ritmo muy rápido, con lo que es fundamental recuperarlo cuanto antes. En lugar de esperar a tener la boca seca, lo mejor es beber de vez en cuando aunque no se tenga sed. Así se asegura que los niveles de energía son los óptimos para rendir en cualquier tarea.

La salud pasa por tener una buena hidratación en todo momento. También en el puesto de trabajo, por lo que un dispensador de agua para oficinas es una inversión a tener en cuenta.

 

Post relacionados:

 

 

optimizar
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE